El actual Consejo de Hermandades de Utrera /A. F.

UTRERA

El arzobispado aprueba una nueva convocatoria electoral para el Consejo de Utrera

Hasta el 8 de junio estará abierto el plazo de presentación de nuevas candidaturas

Por  0:00 h.

El mundo cofrade utrerano sigue buscando un nuevo presidente para regir los designios del Consejo Local de Hermandades y Cofradías de Utrera. El pasado nueve de mayo concluía la primera fase del proceso electoral sin la presentación de candidatura alguna, una situación que se ponía en conocimiento de la Archidiócesis de Sevilla, que ha dado su autorización para que se abra una segunda convocatoria en busca de una candidatura que dé el paso adelante para dirigir el Consejo.

De esta manera, del 25 de mayo al 8 de junio, se abrirá un nuevo plazo de presentación de candidaturas, que deberán estar acompañadas por la documentación que establece los estatutos del propio Consejo. Le mesa electoral, al igual que ocurría en la primera convocatoria de las elecciones, estará compuesta por el director espiritual, el actual presidente y secretario del Consejo Local de Hermandades y Cofradías de Utrera.

Una vez que finalice el plazo que se ha establecido, las diferentes candidaturas presentadas se enviarán a la delegación diocesana correspondiente, para una vez que reciban el visto bueno proceder a la celebración del pleno de elección de la nueva mesa permanente del Consejo, que tendría lugar el 20 de junio.

Se trata de una iniciativa que el Consejo saliente se ha visto obligado a tomar una vez que la primera convocatoria de elecciones se cerraba con la presentación de ninguna candidatura. El actual presidente del Consejo, Manuel Peña Domínguez, ha agotado su mandato de cuatro años, habiendo dejado claro desde el primer momento que su idea era no presentarse a la reelección.

Desde la propia mesa permanente actual confían en que esta segunda convocatoria sirva para que alguien dé el paso definitivo para convertirse en presidente del Consejo Local de Hermandades y Cofradías. Se trata de un órgano que además de servir de interlocutor entre las hermandades y las instituciones, pone en marcha numerosas actividades a lo largo del año, como la presentación del cartel de la Semana Santa, los diferentes pregones que tienen lugar en la localidad, así como la gestión y organización de las sillas y palcos que articulan la carrera oficial.