Una de las últimas salidas del Cristo de la Exaltación desde Santa Catalina / JOSÉ JAVIER COMAS GONZÁLEZ
Una de las últimas salidas del Cristo de la Exaltación desde Santa Catalina / J. J. COMAS G.

El Arzobispado le reclama a la Exaltación 600.000 euros por las obras de Santa Catalina

El hermano mayor es apoderado de la constructora San José, que denunció al Arzobispado por supuestos impagos y paralizó la obra

Por  13:35 h.

La Archidiócesis de Sevilla ha remitido a la hermandad de la Exaltación un escrito en el que le reclama un montante de 600.000 euros por las obras de Santa Catalina. Se trata de la parte que le corresponde por los trabajos realizados en proporción a dos capillas propiedad de la corporación en el templo, que lleva clausurado desde 2004 y cuya restauración se encuentra actualmente en la tercera y última fase.

Se da la circunstancia de que el hermano mayor de la Exaltación es, a su vez, apoderado de la Constructora San José, que fue la encargada de la segunda fase de las obras y que denunció al Arzobispado por supuestos impagos tras no concederle el concurso de la tercera fase. El proceso, que se encuentra en el juzgado número cuatro de Sevilla, paralizó en abril del año pasado las obras de la iglesia y, aunque se levantaron las medidas cautelares y se trabaja con normalidad, han retrasado la fecha de apertura del templo. Según informó ABC de Sevilla, se preveía que los trabajos estuvieran terminados en la primavera de este año, de forma que las hermandades pudieran volver en octubre a una iglesia que lleva cerrada casi quince años. Sin embargo, la fecha que se baraja para la reapertura al culto es principios del 2019, de forma que la Exaltación pueda incluso salir de Santa Catalina en esa Semana Santa.

El Arzobispado, asimismo, expone en su escrito que si por algún motivo la constructora gana el juicio, la hermandad tendría que abonar otros 200.000 euros de la parte alícuota correspondiente, es decir, un total de 800.000 euros. En concreto, los 600.000 euros que la Archidiócesis le pide a la corporación están motivados por las obras en la capilla sacramental y la capilla en la que reciben culto las imágenes del Cristo de la Exaltación y la Virgen de las Lágrimas. La primera de ellas fue restaurada ya en 1996 por la Junta de Andalucía con ayuda de Argentaria y se conserva en buen estado pese a llevar tapiada desde 2004. No obstante, requiere de un adecentamiento, además de que durante años los bienes muebles estuvieron allí almacenados en cajas, como es el caso de los cuadros, que pudieron sacarse de allí. De hecho, uno de ellos, el Atado a la Columna de Pedro de Campaña se encuentra en la Fundación Focus Abengoa.

El hermano mayor de la Exaltación y el ecónomo de la Archidiócesis firman el contrato de la primera fase de las obras de Santa Catalina

 

ABC de Sevilla ha intentado sin éxito ponerse en contacto con el hermano mayor, José Manuel Marcos, para que ofreciera su versión tanto como hermano mayor de la corporación como también apoderado que es de la constructora que ha denunciado al Arzobispado y por lo que, en caso de prosperar la demanda, tendría además su hermandad que abonar otros 200.000 euros, que se le suman a los 600.000 que le corresponden por los trabajos en las capillas propiedad de la corporación.

En la hermandad hay un grupo de hermanos que se está moviendo para pedir explicaciones al hermano mayor y a su junta de gobierno por lo sucedido. Se trata de un problema que se le avecina a una hermandad que, recientemente, afrontó la construcción de una nueva casa hermandad en la calle Gerona, que se inauguró en 2013 con un coste de unos 120.000 euros; y que incluso motivó la dimisión del director espiritual, Pablo Colón.

Noticias relacionadas

– Un juzgado paraliza las obras de Santa Catalina por la denuncia de la constructora

Javier Macías

Javier Macías

Coordinador en Pasión en Sevilla
Redactor de ABC. Coordinador de Pasión en Sevilla