El Gran Poder, en la avenida de Eduardo Dato en las misiones de 1965

IV CENTENARIO DEL SEÑOR DE SEVILLA

El arzobispo bendice que el Gran Poder vaya a los barrios en 2020

El Señor pasaría una semana en cada parroquia, en principio en Santa Teresa, Las Candelarias y Los Pajaritos

Por  1:02 h.

La noticia de que el la hermandad del Gran Poder llevará al Señor de misión por las zonas más humildes de la ciudad en 2020, avanzada por ABC de Sevilla, fue acogida ayer de forma positiva. Entre las reacciones que suscitó la información estuvo la del arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo Pelegrina, que en declaraciones a Canal Sur Radio afirmó que «me parece muy pertinente. Me parece una idea buena. Es una iniciativa loable pero hay que perfilarla bien».

El prelado ha llevado este asunto de forma muy discreta con la hermandad aunque era un asunto que ya se conocía en algunos ámbitos de la curia, ya que incluso se celebró una reunión con la Vicaría Norte y sus parroquias, adonde podría ir el Gran Poder. Aunque tiene  el plácet del arzobispo para celebrar así los 400 años de la hechura de la imagen de Juan de Mesa, Asenjo aseguró ayer que «todavía este tema lo tenemos que madurar en el Consejo Episcopal, al que ya ha llegado». La intención es que pase siete días en cada iglesia, en principio en las parroquias de Santa Teresa, Las Candelarias y Los Pajaritos, lo que se conoce como Tres Barrios, que son algunos de los tres núcleos residenciales más pobres de España: «Tenemos que ver si es posible que haya parroquias dispuestas a acoger al Señor durante una semana», apuntó el arzobispo de Sevilla.

Por su parte, el hermano mayor, Félix Ríos, aseguró a este periódico que ante el cuarto centenario del Señor «nos hemos planteado cuál debe ser nuestro carisma y siguiendo las indicaciones del Papa entendimos que la conmemoración debía tener una dimensión reevangelizadora de aquellos barrios». Así, «hace unos meses se lo comentamos al arzobispo y al vicario de zona y nos pusimos a disposición de las parroquias», afirmó. Ríos explicó también que la estancia del Señor en estos barrios podría ser de «dos o tres semanas» en total y que su traslado «sirve de foco, pero lo relevante es la labor formativa, pastoral y asistencial que hará que la hermandad cambie su orientación añadiéndole la dimensión misionera, hacia fuera, durante estos tres años y con visión de continuidad».

Un cambio de rumbo

La propuesta para 2020 supone un cambio de rumbo en la forma de celebrar este tipo de efemérides. No se trata de una procesión extraordinaria en sí misma (irá en andas), sino de la estancia de una imagen universal como el Gran Poder en las zonas más deprimidas de la ciudad, allá donde más falta hace, donde existe la mayor pobreza económica y espiritual.

Lo mismo ha ocurrido con la propuesta del nuevo hermano mayor de la Macarena, José Antonio Fernández Cabrero, de cara también a 2020, cuando su hermandad celebra el 425 aniversario de sus primeras reglas. Cabrero, que no ve con buenos ojos una procesión extraordinaria de la Virgen de la Esperanza, propone algo muy distinto: abrir el camarín todos los días por dicha efeméride.

Javier Macías

Javier Macías

Coordinador en Pasión en Sevilla
Redactor de ABC. Coordinador de Pasión en Sevilla