Asenjo critica que se lleve a los hijos a escuelas católicas por «calidad» educativa y no por convicción

Por  0:06 h.

Juan José Asenjo, durante su intervención de ayerEl arzobispo titular de Sevilla y administrador apostólico de Córdoba, Juan José Asenjo, lamentó ayer que sean "muchos" los padres que han olvidado que "la familia es una iglesia doméstica que transmite la fe a los hijos" y que, "como consecuencia de la secularización, lleven a sus hijos a la escuela católica, no tanto por los valores cristianos que transmite, cuanto por la calidad de su enseñanza".

Según explica Asenjo en su carta semanal, "hoy son legión los matrimonios que no enseñan a sus hijos a rezar, ni les inician en el conocimiento del Señor o en la devoción a la Virgen, en el descubrimiento del prójimo y la generosidad, o en las virtudes y leyes morales", por lo que aseguró que "no es extraño que abunden entre nuestros niños conductas insolidarias y egoístas, cuando no delictivas".

Por ello, recordó a los mismos que el Catecismo de la Iglesia católica dice que "la fecundidad del amor conyugal no se reduce sólo a la procreación de los hijos, sino que debe extenderse también a su educación moral y a su formación espiritual", algo que "difícilmente puede suplirse en la escuela".

Asimismo, pidió a los padres que, como primeros responsables de la educación de sus hijos, creen en su hogar "una atmósfera que haga posible la ternura, el perdón, el respeto, la fidelidad, la responsabilidad y el servicio desinteresado", así como que enseñen a sus hijos "a apreciar los valores espirituales por encima de los intereses materiales, procurando al mismo tiempo enseñarles con el ejemplo de una vida cristiana inspirada en el Evangelio".