El arzobispo Juan José Asenjo / M.J. OLMEDO
El arzobispo Juan José Asenjo / M.J. OLMEDO

Asenjo: «Es lamentable que tengamos que recordar que hay que presentar las cuentas»

El Arzobispo recalca «la obligatoriedad estricta» que tienen las hermandades de presentar las cuentas a Palacio y de contribuir al Fondo Común Diocesano

Por  0:10 h.

El Arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, ha sido claro en todas sus afirmaciones en la presentación del balance económico de la Archidiócesis de 2016. En referencia a las hermandades, a pesar de haber aumentado su aportación un 16% al Fondo Común Diocesano, continúa remarcando el carácter de «obligatoriedad estricta» a la hora de contribuir económicamente y de presentar las cuentas a Palacio, algo que «no deja de ser lamentable que tengamos que repetir año tras año».

Dentro de este aumento que ha permitido ingresar en las arcas diocesanas 123.338 euros de 94 hermandades, Asenjo es tajante: «Sigo pidiendo a las instituciones que todavía no lo hacen, que lo hagan. El Fondo Común no es un castigo, es un signo de comunión y fraternidad de todas las instituciones de la Iglesia».

Ante esto tan bien se vanagloria de presidir «una de las diócesis más generosas» de España; «Casi la mitad de las declaraciones que se hicieron en Sevilla pusieron la cruz en la casilla de la Iglesia». La media nacional es de un 34,9%, mientras que la de Sevilla alcanza el 44,43%, 321.816 contribuyentes, de lo cual «solo nos quedamos con la mitad y la otra va para las diócesis más pobres que no se pueden mantener». Por ello Asenjo recalca «la necesidad de participación de todas las instituciones eclesiásticas de la Archidiócesis».

«Quien no presente las cuentas está faltando a la Archidiócesis»

En relación con la presentación de las cuentas a Palacio, el Arzobispo recalca «la obligación estricta» que tienen todas estas instituciones de presentar sus cuentas, ya que «quien no lo haga estará faltando a la Archidiócesis. No deja de ser lamentable que tengamos que repetir esto año tras año».

Ahí surge la figura de este Protectorado canónico creado el pasado año y que sirve como asesoría a todas estas entidades, incluidas como núcleo importante las más de 600 hermandades de la provincia. Y es que este «es un servicio que les prestamos, que encima nos cuesta dinero a nosotros», por ello «animamos a que participen de él».

Javier Comas

Javier Comas

Javier Comas

Últimas noticias deJavier Comas (Ver todo)