Juan José Asenjo en la procesión de la Virgen de los Reyes / J. COMAS
Juan José Asenjo en la procesión de la Virgen de los Reyes / J. COMAS

Asenjo pide para que Venezuela «encuentre caminos de libertad, de justicia y de paz»

Los detalles de la homilía del Arzobispo Juan José Asenjo Pelegrina

Por  11:13 h.

Durante la homilía por la Solemnidad de la Asunción y la fiesta de la Virgen de los Reyes, monseñor Juan José Asenjo ha encomendado esta mañana “a la nación hermana de Venezuela, para que encuentre caminos de libertad, de justicia y de paz”.

Monseñor Asenjo también ha tenido palabras a través de su homilía para pedir por España “en esta hora crucial. Que ella nos ayude a alumbrar días serenos, en los que prime la búsqueda generosa del bien común de todos los españoles, especialmente los pobres y los que sufren” dijo.

Para ello contamos “con el aliento maternal y la intercesión poderosa de la Virgen de los Reyes, patrona de nuestra ciudad y de nuestra Archidiócesis. Ella es medianera, socorro y auxilio de los cristianos. Ella fue muy verosímilmente la socia belli, la compañera y defensora en las batallas, la imagen que san Luis rey de Francia regaló a su primo san Fernando para que el protegiera en la reconquista de nuestra ciudad. Ella está ligada indisolublemente desde entonces a la historia cristiana de Sevilla”, afirmó.

El arzobispo de Sevilla quiso comenzar su homilía haciendo mención a ‘La Ciudad de Dios’ de San Agustín y a la lucha entre el amor y el egoísmo, reflejada también en la lectura previa del Apocalipsis. Argumentó como el dragón rojo, que había permitido la existencia del nazismo o la dictadura de Stalin sigue existiendo con formas nuevas, subsistiendo en las ideologías materialistas burguesas. Asenjo argumentó como “hoy más que en el pasado el dragón parece invencible. Pero también ahora sigue siendo verdad que Dios es más fuerte que el dragón, que el amor es más fuerte que el egoísmo”

Asenjo aprovechó también la ocasión para hablar de una de sus iconografías preferidas de Sevilla, la Virgen realizada en el siglo XVIII por Caetano D’Costa que preside el altar mayor de la capilla del Palacio Arzobispal arrodillada sobre la bola del mundo que vence al dragón que tiene a sus pies. Y al que venció en la Anunciación: “Entonces le dijo a Dios que quería ser su esclava y que quería que en todo se cumpliera su voluntad”, añadió.

Asenjo ha querido también finalizar su intervención pidiendo a la patrona de Sevilla “por las vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada. Le pedimos por Sevilla, que sostenga a sus autoridades en su servicio a la ciudad. Le pedimos, por fin, que nos ayude a todos a vencer en la batalla contra el dragón del pecado, de la tibieza, de la mentira, de la rutina, el desánimo y el cansancio, y que nos ayude a difundir por doquier la alegre noticia del Evangelio”.

Pedro Ybarra

Pedro Ybarra

Pedro Ybarra

Últimas noticias dePedro Ybarra (Ver todo)