Grabado del palio de la O atropellado por un tranvía en la calle San Jorge en 1943 / FRANCISCO GARCÍA ANILLO

HISTORIA

Así fue el atropello del palio de La Virgen de la O por un tranvía hace 75 años

El 23 de 1943, hace justo 75 años, la Semana Santa de Sevilla vivió uno de los sucesos más trágicos del último siglo

Por  0:38 h.

Pintura realizada por Francisco García Anillo en acrílico. El pintor fue testigo del momento relatado

La cofradía de la O regresaba a su templo tras hacer estación de penitencia a la Catedral en la tarde del Viernes Santo. Los tramos de nazarenos recorrían todo el trayecto que va desde su parroquia hasta la calle San Jorge sobre la 1 de la madrugada del ya Sábado de Gloria por aquel entonces. Jesús Nazareno ya estaba prácticamente en su templo, la Virgen se situaba a la altura del que ahora es el conocido bar Manolo. Entonces, un tranvía que hacía la ruta La Pañoleta-La Puebla del Río, chocó de forma lateral con el paso de palio que estaba a punto entrar e la calle Castilla. Las andas quedaron prácticamente destrozadas, la dolorosa apenas sufrió algunos daños. Así finalizó la hermandad trianera aquella estación de penitencia del 23 de abril de 1943 de la que ayer se cumplieron 75 años.

El «Quién es Quién» de Pasión en Sevilla: ¿En qué año y qué le sucedió al palio de la Virgen de la O?

El palio de la O destrozado por el tranvía / ABC

Esta fotografía de Manuel Albarrán proporcionada a ABC de Sevilla es uno de los mejores testimonios gráficos que recoge uno de los sucesos más trágicos que se recuerdan en la Semana Santa del último siglo. El hecho se produjo debido a la imprudencia del conductor llamado Currito del tranvía número 180, que hacía el servicio desde Camas. Según cuentan las crónicas: «Acometió con violencia al paso de la Santísima Virgen por la parte trasera, arrastrándolo durante varios metros, con el milagro de que no ocurrieran desgracias personales, pero sí el destrozo del paso, principalmente la parihuela, respiraderos, varales, jarras y candelería». Asimismo se apuntó a que al vehículo de transporte de pasajeros le fallaron los frenos en aquel instante trascendente.

La Virgen de la O envuelta en una sábana tras ser atropellada por un tranvía en 1943 / ALBARRÁN

Al instante la Virgen de la O fue retirada en primer lugar del paso, que no sufrió desperfecto alguno. La dolorosa fue llevada por cuatro hermanos, liada en una sábana que facilitó la familia Díaz Díaz, con domicilio en Castilla número 1, y atada con el cíngulo de la túnica nazarena del hermano Carlos Morilla y escola por la policía mientras los asistentes rezaban a la imagen. Más tarde, fueron trasladados al templo los destrozados restos del paso de palio.

El palio de la O destrozado por el tranvía / ABC

Los respiraderos quedaron muy dañados y los zancos, prácticamente inservibles, el resto de la orfebrería quedó destrozada. Al mando de los costaleros estaba el mítico capataz Rafael Ariza Aguirre, del que ya va delante de los pasos de esta cofradía la quinta generación. Casualmente, en la pata que se mantuvo en pie iba el posteriormente sería otro de los grandes capataces de Sevilla: Salvador Dorado «El Penitente». Afortunadamente, tanto los 36 costaleros como las personas que se encontraban alrededor de la Virgen, no sufrieron daño alguno.

Así quedó la candelería del palio de La O tras ser atropellado por un tranvía en 1943 / HDAD. LA O

Por si parte, el diario ABC de Sevilla publicó sendas informaciones el 24 y el 25 de abril en las que se relatan los sucesos y donde se aseguran que «numerosas personas que presenciaron el accidente reconocen que gracias a la intercesión milagrosa de la Virgen, los treinta y seis hombres que se encontraban debajo del paso resultaron totalmente ilesos, como asimismo los cientos de personas que rodeaban a la imagen en el momento de ocurrir el accidente».

Destacado en la página 13 del periódico ABC de Sevilla del 25 de Abril de 1943

Francisco Pérez Bergali era su hermano mayor. Los viejos del lugar contaban que tardaron hasta cinco horas en desmontar pieza por pieza el paso de palio. Como acción de gracias por no haberse producido ningún daño humano A raíz, la Virgen de la O visitó la parroquia de Santa Ana y salió en procesión de Gloria semanas después.

Así se recuerda este hecho clave en las cofradías de Sevilla. Una estampa de la Semana Santa de posguerra que acaba de cumplir 75 años.

La Virgen de la O saliendo de Santa Ana en procesión de acción de gracias en 1943

 

 

Javier Comas

Javier Comas

Javier Comas

Últimas noticias deJavier Comas (Ver todo)