El manto de los Negritos restaurado / JMR

Así ha quedado el manto de los Negritos tras la restauración en el IAPH

Una joya del bordado que ha sido recuperada en el Instituto gracias a un trabajo interdisciplinar

Por  13:30 h.

El manto de la Virgen de los Ángeles de los Negritos, una auténtica joya del bordado sevillano, ha sido restaurado en el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico. Será uno de los grandes estrenos de la Semana Santa. Se trata de un trabajo multidisciplinar en el que han trabajado durante nueve meses desde historiadores a paleontólogos pasando por expertos en bordado y textiles que ha conseguido devolver el esplendor a esta obra de 1961 diseñada por Juan Miguel Sánchez y bordado por las Monjas Trinitarias.

Como ha comentado Gabriel Ferreras, historiador del IAPH, «el manto es una obra excepcional. Hemos encontrado en los libros de acta que desde 1952 se empieza a pensar en renovar el manto de 1916. En el 57 hay un hermano que paga la tela de un manto y va a Valencia a comprarla. Para ello, se cuenta como diseñador con el mejor cartelista que hemos tenido en Sevilla, que era hermano de Los Negritos, Juan Miguel Sánchez». Ferreras ha señalado que «la junta le felicitó por la innovación y fue una cosa que llamó mucho la atención en la Semanas Santa  de 1961».

Detalle del manto de Los Negritos / J. M. SERRANO

En el estudio que han hecho de la pieza, el IAPH ha determinado que pese a que muchos expertos aludían a un posible estilo bizantino, modernista o incluso Art Decó del manto, éste no tiene un estilo determinado. «Los materiales son de una calidad excelente y, para la restauración, hemos tenido a señoras que estuvieron en el taller bordando y se acordaban de todo pese a que son muy mayores».

La consejera de Cultura, Rosa Aguilar, presente en el acto, ha agradecido a la hermandad la confianza depositada en el Instituto para llevar a cabo la restauración. Asimismo, el alcalde de la hermandad, Felipe Guerra, ha agradecido al IAPH el resultado que ha tenido la restauración, así como el trato dispensado por los profesionales: «Nos hemos sentido como en casa», ha comentado.

Guerra, por su parte, ha comentado que la hermandad está inmersa en un proceso de restauración de los bordados del paso de palio. «El año pasado fue la saya, éste ha sido el manto y el que viene le tocará el turno a las bambalinas y techo de palio», ha indicado.

Asimismo, el alcalde de la hermandad avanzó que en próximas fechas se realizarán obras en la casa hermandad para que el manto pueda ser expuesto en horizontal, para evitar desgarros en la tela.

La intervención

La intervención se ha basado en el respeto absoluto por el original y en la conservación de este bien cultural para garantizar su perdurabilidad en el tiempo. El análisis de varias muestras de los hilos de los bordados ha determinado que son de plata de alta pureza con un bajo contenido en aleación con cobre. Tras la aspiración de partículas y elementos depositados en la superficie, se procedió a la eliminación de los restos de cera. Por último, se fijaron hilos y elementos sueltos y se consolidaron zonas con pérdidas empleando soportes locales para su integración óptica. Todos los materiales empleados (tejidos e hilos de seda) fueron teñidos convenientemente con tintes sintéticos en el propio taller y siguiendo los protocolos y fórmulas establecidos para cada caso.

Según apuntaron los técnicos, el manto presentaba «un aceptable estado de conservación» pero se advertían alteraciones propias de la manipulación de la pieza.

Javier Macías

Javier Macías

Coordinador en Pasión en Sevilla
Redactor de ABC. Coordinador de Pasión en Sevilla