El Señor del Gran Poder en su paso / M. J. RODRÍGUEZ RECHI
El Señor del Gran Poder en su paso / M. J. RODRÍGUEZ RECHI

El Gran Poder pone rumbo a la Catedral en un traslado histórico

A las 19 horas de este jueves saldrá de la basílica y, a las 22 horas, entrará en la Catedral

Por  1:21 h.

La hermandad del Gran Poder modificó este miércoles el plan inicial para trasladar al Señor a la Catedral donde el próximo sábado presidirá el Jubileo de las Hermandades con motivo del Año de la Misericordia. De esta forma, finalmente la imagen será trasladada este jueves en su paso, adelantando así un día la procesión, y mantiene la fecha del regreso para el sábado, aunque supeditado al tiempo, que se prevé lluvioso al menos durante el viernes y el sábado.

La mañana de ayer fue frenética. La junta de gobierno se reunía de urgencia por la mañana para confirmar el adelanto de la procesión de ida, que cambiará de horario pero no de recorrido según lo estipulado inicialmente. La cruz de guía saldrá de la basílica a las siete de la tarde y el paso entrará en la Catedral a las diez, yendo por el siguiente itinerario: plaza de San Lorenzo, Conde de Barajas, Jesús del Gran Poder, Santa Bárbara, Delgado, Amor de Dios, García Tassara, Daoíz, Orfila, Cuna, plaza del Salvador, Entrecárceles, plaza de San Francisco, Hernando Colón, Alemanes, Placentines, plaza Virgen de los Reyes y entrada por la Puerta de los Palos.

PINCHA EN EL MAPA PARA AMPLIAR

PINCHA EN EL MAPA PARA AMPLIAR

El hermano mayor, Félix Ríos, quiso ayer dejar patente su agradecimiento a los hermanos por su comprensión, así como al Ayuntamiento y al Cabildo Catedral por las facilidades que han dado para la modificación de la fecha del traslado. «Lo que más nos duele en el corazón es por los hermanos que vienen de fuera o por aquellos que han modificado turnos de trabajo para poder salir», comentó ayer Ríos.

De cara a la procesión de regreso, la junta de gobierno mantiene inicialmente el plan previsto, que es volver una vez concluya el pontifical en la Catedral, saliendo a las 20 horas y llegando a la 1.30 horas de la madrugada a la basílica, tras visitar entre otros lugares especiales la Casa Madre de las Hermanas de la Cruz. De no ser posible por la lluvia, según indicó el hermano mayor, la decisión se tomará con al menos 24 horas de antelación. El plan B, aunque no está establecido, pasaría por regresar como muy tarde el domingo, preferiblemente por la mañana, por el mismo recorrido planteado. Y, en el caso de que el tiempo lo siguiera impidiendo, se pospondría a principios de la semana que viene aunque, eso sí, recortando el itinerario.

Félix Ríos quiso aclarar ayer que «no ha existido ningún tipo de presión y que esta decisión es única y exclusiva de la hermandad. Merecía la pena este esfuerzo que en otras fechas no se hubiera hecho». La junta de gobierno ha sido sensible, primero, a la llamada del arzobispo y, segundo, a la expectación despertada tanto dentro como fuera de la ciudad, a la que está previsto que lleguen unos 200 autobuses y se llenen los hoteles.

Composición del cortejo

Los 900 hermanos que han sacado su papeleta de sitio de distribuirán en siete tramos: cruz de guía, relicario de Marcelo Spínola, canopeo y tintinábulo, relicario del beato Diego José de Cádiz, el guión de la Epifanía, bandera de la Bolsa de Caridad y el estandarte. La hermandad ha atendido a todas las solicitudes de los hermanos mayores de 14 años. Todos ellos tendrán la condición de peregrinación para ganar la indulgencia.

En este traslado participarán algunos de los hermanos con más antigüedad de la corporación. Será una hermana, con el número 15, la más veterana en participar en el traslado. Delante del paso irá el cuerpo de acólitos. El Señor irá en silencio todo el camino, en su paso con claveles rojos, mandado por la familia Villanueva.

Entrada a la Catedral

El Cabildo Catedral informó ayer a los medios que, cuando el Gran Poder entre en la Catedral, no se impedirá la entrada a los fieles, que podrán pasar al interior. El Señor subirá la rampa para presidir el Altar del Jubileo.

Por su parte, este viernes la Catedral abrirá de 8 a 14 horas, permitiendo la entrada a todos los fieles que deseen contemplar al Gran Poder, aunque suspendiendo las visitas culturales (a excepción de la Giralda, a la que podrán subir los turistas). Ya por la tarde, al no haberse realizado el traslado el viernes, se adelantará la misa de hermandad media hora, celebrándose a las 20 horas empezando con el rezo del Miserere, como cualquier otro viernes en la basílica. El Cabildo Catedral quiere abrir el templo a todo el mundo que desee acudir «a la casa de todos», como señalaba ayer el maestro de ceremonias, Luis Rueda. Así, cualquier persona que desee acudir a la misa de hermandad podrá hacerlo, hasta alcanzar el aforo límite de 4.000 personas, para lo que se abrirán las puertas de San Miguel, Palos, Campanilla, Bautismo y del Príncipe a partir de las 18:30 horas, es decir, hora y media antes del inicio de la celebración.

Ya por la noche, a las 23 horas, los jóvenes cofrades están citados para celebrar allí un acto eucarístico en el que se expondrá el Santísimo, junto a la imagen del Gran Poder. Este acto durará aproximadamente una hora y estará presidido por el obispo auxiliar, Santiago Gómez Sierra.

El sábado, el día clave

Tanto la hermandad como el Cabildo Catedral han querido recalcar que lo importante de esta celebración no son los traslados del Señor, sino la misa solemne que se celebrará el sábado a las 17 horas. Para este día, la Catedral estará abierta en el mismo horario que el viernes (de 8 a 14 horas), con entrada por la puerta del Baptisterio y salida por la de los Palos. Asimismo, se celebrarán las misas en el Altar del Jubileo a las 8.30, 10 y 13 horas. Al igual que el día anterior, el templo metropolitano estará cerrado a las visitas culturales, a excepción de la Giralda.

Ya a las 17 horas, el arzobispo Asenjo presidirá el pontifical del Jubileo de las Hermandades por el Año de la Misericordia. A la eucaristía asistirán dos representantes de cada una de las 560 hermandades de la Archidiócesis, a las que se le sumarán los consejos locales, devotos y hermanos del Gran Poder con entrada libre hasta completar el aforo de 4.000 personas. El acceso se realizará por las puertas de San Miguel, Bautismo, Campanilla y Príncipe desde las 15.30 horas.

Procesión de regreso

Al mantenerse de momento el plan previsto para el traslado de vuelta, éste se realizará cuando acabe la misa pontifical. El cortejo comenzará a formarse a las 18.30 horas en el Patio de los Naranjos y comenzará a salir a las 20 horas por la puerta de San Miguel, dando antes un rodeo en la Catedral, de forma que el Señor se encontrará con la Virgen de los Reyes.

Javier Macías

Javier Macías

Coordinador en Pasión en Sevilla
Redactor de ABC. Coordinador de Pasión en Sevilla