El Cristo del Perdón a su paso por la Plazuela / ALEJANDRO CALDERÓN

ALCALÁ DE GUADAÍRA

El Ayuntamiento considera consolidada la instalación de sillas la Semana Santa de Alcalá

El delegado de Fiestas Mayores destaca la alta afluencia de público y el buen funcionamiento de los dispositivos

Por  0:00 h.

La delegación de Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Alcalá ha hecho balance del desarrollo de la Semana Santa de este año y lo ha calificado como «muy positivo». En este sentido destacan la «masiva participación y el respeto demostrado por los ciudadanos». Consideran también que los dispositivos de seguridad, sanidad, tráfico, limpieza y transporte han funcionado bien y destacan que la celebración de la fiesta ha supuesto «una importante inyección económica» para los negocios de la ciudad.

El delegado de Fiestas Mayores, Enrique Pavón, considera que la instalación de sillas en La Plazuela para ver las cofradías y la consiguiente creación de una carrera oficial por la que discurren todas las procesiones se ha consolidado plenamente, una vez que se ha cumplido la tercera edición. A su juicio, esta fórmula ha otorgado «una dignidad merecida al paso de cofradías». Pavón destaca que las sillas han permitido a muchas personas mayores disfrutar de forma cómoda del paso de las hermandades alcalareñas.

En cuanto a incidencias, ha sido una Semana Santa tranquila sin incidencias graves a resaltar. Cruz Roja ha realizado más de 500 horas de servicio con un dispositivo de entre 7 y 8 voluntarios al día y Protección Civil, 400 horas repartidas entre 40 voluntarios.

Por su parte, el dispositivo de seguridad con Policía Local y nacional ha prestado especial atención a los puntos de mayor masificación como las puertas de los templos, las plazas Paraíso, La Plazuela, el Puente Carlos III, San Roque, la confluencia de la parroquia de San Sebastián con la calle Gutiérrez de Alba o El Calvario. La Policía Local ha efectuado más de 600 horas de trabajo reforzado con respecto a las labores ordinarias de los días no festivos con la práctica totalidad de la plantilla dividida en turnos, con especial atención a los días con más hermandades en las calles y compatibilizando las labores específicas de la Semana Santa con el trabajo habitual.

También valoran como positivo desde el Ayuntamiento el cerramiento al tráfico del centro por horas con la instalación de bolardos y vigilantes permanentes, lo que ha ofrece mayores garantías en caso de resultar necesaria la entrada o evacuación de vehículos de emergencia. Por último, se ha desarrollado un dispositivo especial de limpieza viaria antes y después de las procesiones.