El cardenal no «interferirá» en la decisión sobre el Carmen

Por  12:37 h.

El cardenal arzobispo de Sevilla, monseñor Carlos Amigo Vallejo, no tiene intención, por el momento, de interferir en la decisión que los hermanos mayores del Miércoles Santo tomaron el pasado viernes con respecto al Carmen Doloroso, aunque sí fue claro ayer al señalar que «cuando me comunicaron la noticia de que se posponía la incorporación del Carmen Doloroso a la Catedral, me sentí disgustado».

Y es que el prelado hispalense no acierta a comprender cómo ha podido suceder esto, máxime cuando «se nos pidió la dispensa y se concedió de manera casi inmediata», una medida que venía a corroborar la disposición mostrada por el Pleno de Hermanos Mayores, que aprobaron la inclusión tanto del Carmen Doloroso como del Polígono de San Pablo.
Ilusiones
Monseñor Amigo, igualmente, recuerda «las ilusiones puestas por parte de los hermanos del Carmen por ir este año a la Catedral, y ahora se ha producido una situación de incomodidad para muchos, que nos sentimos entristecidos».
A pesar de ello, el cardenal arzobispo fue claro al señalar «esperaba una mayor comprensión», refiriéndose a la decisión tomada por el Miércoles Santo, y aunque parece que la solución, negativa ahora mismo, ha sido definitiva, pedía «una reflexión».
Preguntado por si creía que todavía podía haber alguna solución «provisional», el prelado señaló que «no me atrevo a decirlo», aunque «si hubiera algún resquicio, sería extraordinario».
En todo caso, monseñor Amigo Vallejo declaró que «el Consejo tiene todo mi apoyo y respeto. Por mi parte, no debo interferir. Tengo que respetar las decisiones y, en todo caso, ayudar en lo que se pueda».
Igualmente, señaló que desde que conoció la noticia de la decisión tomada el pasado viernes, «no he hablado con el hermano mayor del Carmen Doloroso», pero que cuando lo haga «le diré que adelante, que sigan haciendo la labor que están realizando y que si no es este año, será el que viene. A ver cómo podemos hacer que este pequeño disgustillo se repare».
Aunque en algunos círculos se baraja con la posibilidad de que, como último intento, el Carmen fuese a la Catedral el Viernes de Dolores, el prelado, en declaraciones a Canal Sur, dijo que la Semana Santa «comienza con La Borriquita y acaba con la Resurrección».
El Consejo, abierto a todo
Manuel Román, presidente del Consejo, al término del Via Crucis de las Hermandades, precisó que por el momento no se ha pensado «en esa provisionalidad» a la que aludía el prelado, aunque el Consejo, la junta superior, «vamos a estar abierto a todo y a todos», si bien no quiso sopesar ninguna solución concreta, y menos aventurarla para este año.