Las Cigarreras restaurará su Capilla de los Terceros y proyecta poner al culto un antiguo titular

Por  0:44 h.
Semana Santa - Cofradías: Capilla de las Cigarreras

La capilla tiene dos puertas a la Iglesia
La Hermandad de las Cigarreras restaurará, a medio plazo, su capilla de la Iglesia de Los Terceros, con el fin de devolver al lugar un óptimo estado de conservación.

Tras la marcha de la Hermandad del Templo de los Terceros a principios de siglo, la Capilla fue aprovechada por los Escolapios y, cuando estos dejaron de darle uso, se convirtió en almacén de enseres durante décadas.

Ahora la Hermandad desea recuperar el lugar para darle un uso expositivo. De hecho, ya cuentan en el presupuesto anual con una partida económica destinada para la rehabilitación del espacio.

Antonio Perianez, hermano mayor de las Cigarreras, lo confirmaba al programa Semana Santa de Sevilla, de Sevilla TV, en la visita que un equipo de este programa realizó al lugar.

Semana Santa - Cofradías: Capilla de las Cigarreras

Estado actual de la Capilla en los Terceros Cristo atado a la columna

La Junta de Gobierno, incluso, estudia llevar al lugar, cuando esté remozada la capilla, uno de los dos antiguos titulares que la corporación posee en las dependencias de la casa hermandad, junto a la capilla de la Fábrica de Tabacos.

Cabe recordar que la Hermandad conserva sin estar, lógicamente, expuestas al culto la imagen de Amaro Vázquez, tallada en 1601, y que procesionó de 1602 a 1891 y de 1938 a 1972.

La otra talla que posee la corporación es la de Joaquín Bilbao, llamado “Cristo del Dolor”. Se trata de una imagen de grandes proporciones, alejadas de los cánones sevillanos, pero que, sin duda, es una excelsa obra de arte.

Permanencia en Altadis

Pese a los proyectos que la Hermandad posee referente a este espacio del templo de los Terceros, la corporación manifiesta abiertamente su deseo de permanecer en su actual sede. En estos momentos, se encuentran a la espera de que Altadis quiera llevar a efecto la cesión del suelo correspondiente a la Capilla.

Mientras eso sucede o no, la corporación desea que se habilite una valla que divida la sede de la tabacalera y la propia capilla con el fin de poder hacer uso de la misma con mayor libertad y fácil acceso.