Jueves, Viernes y Sábado santos, días más propicios para nuevas cofradías

Por  10:02 h.

La incorporación este año del Carmen Doloroso a la estación de penitencia; la del Polígono de San Pablo el próximo año, y la posibilidad de que, a corto plazo, otras corporaciones de vísperas sigan este camino, ha puesto de manifiesto la necesidad de hilar muy fino a la hora de saber en qué días de la Semana Mayor podrían tener cabida.
El cálculo frío y estadístico señala a las claras que las jornadas del Jueves, Viernes y Sábado santos son las más propicias para estas nuevas incorporaciones. O bien para que algunas de las cofradías asentadas en otros días recuperasen su sitio histórico, como ha dejado entrever esta misma Cuaresma la Hermandad de la Vera Cruz.
La pasada Semana Santa realizaron estación de penitencia, según los datos de las distintas cofradías, un total de 56.390 nazarenos, siendo los días citados anteriormente -Jueves, Viernes y Sábado santos- los que menor número tuvieron.
Se da la circunstancia, además, que son los tres días en que menos cofradías procesionan, y aunque sus tiempos de paso no difieren en demasía con los de otras jornadas, sí es cierto que llevan una mayor holgura.
Así, tal y como se puede apreciar en los gráficos que ilustran esta información, el Jueves Santo de 2006 hubo un total de 4.750 nazarenos en las siete cofradías que realizan estación de penitencia, mientras que el Viernes Santo, también con siete corporaciones, fueron 4.475, aunque es el Sábado Santo, con 2.425 nazarenos y cuatro cofradías, el día que se muestra más holgado en todos los aspectos.
Así, por poner algunos ejemplos, San Isidoro, con 425 nazarenos, tiene estipulado un tiempo de paso de 32 minutos, mientras que el Buen Fin, el Miércoles Santo y con siete cofradías más en la calle -este año ocho más-, tiene el mismo tiempo de paso pero con un total de 700 nazarenos.
Esta disparidad en cuando a tiempos de paso y número de nazarenos tiene en San Gonzalo una de las controversias más grandes de la Semana Santa. La corporación trianera, que puso en la calle el pasado año 2.200 nazarenos, debe pasar por Campana en 65 minutos. El Viernes Santo, el Cachorro, con 650 nazarenos y el mismo número de pasos -dos-, tiene 70 minutos de paso.
Parecido aspecto se puede ver entre la Redención y Los Servitas. La cofradía de Lunes Santo pasa en 35 minutos con una nómina de 700 nazarenos. El mismo tiempo tiene estipulado la corporación servita con 300.
Una tercera comparación la tenemos entre Baratillo y Montesión. La primera, con 1.000 nazarenos, pasa en 54 minutos. Diez más tiene estipulada la de la calle Feria el Jueves Santo, y eso a pesar de que tiene 150 nazarenos menos.
Ubicaciones
Esta circunstancia avala la pretensión de algunos cargos del Consejo de Cofradías de que, a la hora de incluir las nuevas cofradías, se elijan uno de estos días.
Y lo es porque, por ejemplo, el Carmen Doloroso desembarca en el Miércoles Santo teniendo que compartir jornada con ocho cofradías más y un total, sobre el papel, de 7.820 nazarenos, mientras que ni Jueves ni Viernes santos llegan a los 5.000 y el Sábado ni a los 2.500 -contando con los de la Resurrección- nazarenos.
Ya se ha dicho por activa y por pasiva que el «inconveniente» de los Oficios no sería tal, pudiéndose en un momento dado modificar su hora y así dar cabida en el Jueves y Viernes Santo.
Recuperaciones históricas
Por otra parte, la incorporación de nuevas hermandades a la nómina de la Semana Santa también ha servido, como ya informó en su día ABC, para que comiencen a alzarse algunas voces indicando la posibilidad de recuperar su sitio histórico y así dejar un hueco a las que llegan.
Idea que partió del hermano mayor de la Vera Cruz, quien indicó que si su corporación recuperaba su lugar histórico el Jueves Santo, no tendría inconveniente en cambiar y así dejar un hueco el Lunes Santo.
En el mismo caso podrían situarse cofradías como las del Museo y las Siete Palabras con respecto al Viernes Santo. De esta forma, la incorporación de nuevas cofradías podría producirse en los primeros días de la Semana Mayor, como pretenden algunas.
Otra de las cofradías que han estado en la baraja para cambiar de día es Santa Marta, ya que muchos mantienen -incluso desde dentro del Consejo de Cofradías-, que la composición de su misterio se adecua mucho mejor al Sábado Santo.