El Corpus Christi y el Sagrario llevaron la comunión a los impedidos

En este fin de semana han comenzado las procesiones de impedidos que tendrán lugar hasta Pentecostés

Por  0:20 h.

En este primer fin de semana después de la Semana Santa, Sevilla ha iniciado un nuevo tiempo de Glorias, pero también el de las hermandades sacramentales. Dos salidas se han celebrado, una en la feligresía del Corpus Christi y la otra en la parroquia del Sagrario.

Sagrario

La más tradiciones y una de las clásicas es la del Sagrario, «Dominica in Albis», denominada de ese modo ya que es celebrada en el segundo domingo de Pascua, el de la Misericordia y el del cierre de la octava de la Resurrección.

Tiempo de Pascua donde éstas procesiones recorrerán las calles de Sevilla para llevar la comunión a los enfermos e impedidos antes de Pentecostés. Existe un prefecto de iglesia que dice que hay que comulgar al menos una vez al año. Aunque actualmente llevan sacerdotes, diáconos o acólitos instituidos la comunión cada semana, estas procesiones se llevan a cabo en la Pascua Florida por tradición, por honra y alabanza a Dios en este tiempo de Pascua, al ser una etapa de Resurrección, lo que representa Cristo en la eucaristía.

Las hermandades pertenecientes a la parroquia (la Soledad de San Buenaventura, La Corona, Jesús Despojado, Los Estudiantes, Las Aguas, El Baratillo, la Carretería y la Pura y Limpia), a excepción de Guadalupe, que se encontraba en una encuentro de la citada advocación, participaron un año más en este domingo de sacramentales.

En esta ocasión, la procesión recorrió la calle Adriano, algo que no suele ocurrir habitualmente, donde visitó a un enfermo para recibir la comunión. Por ello, no suele existir un itinerario en concreto, ya que depende de los impedidos que tengan que visitar.

Todo muy medido, desde los carráncanos que abrieron el cortejo hasta la banda de música «Bienmesuena», de la localidad del Saucejo. Tampoco faltaron a la cita la saga de los Santizo, que tras la Semana Santa, continúan realizando sus labores allá donde lo reclaman. Los hermanos portan las mejores galas para sacar al Santísimo Sacramento por la feligresía, de entregarle a los cristianos a participar en la eucaristía.

Procesión de impedidos del Sagrario / M. J. RODRÍGUEZ RECHI

Corpus Christi

También en los barrios de extramuros existen este tipo de procesiones que se mantienen, ya sea por las hermandades sacramentales puras o por las fusionadas con las penitenciales y glorias. En el Corpus Christi, hubo varios miembros de la iglesia que llevaron la comunión a los impedidos.

Una feligresía de grandes dimensiones y que llegó a visitar a casi una veintena de enfermos. El tiempo parecía que impediría realizar la procesión, pero pudo salir sin ningún riesgo de lluvia aunque las temperaturas parecían más propicio de otra época. Acompañó musicalmente la banda infantil de la Cruz Roja.

Procesión de impedidos del Corpus Christi / M. J. RODRÍGUEZ RECHI