Descubierta la primitiva titular de la Hermandad de las Nieves

Por  2:16 h.

Image

El Boletín de las Cofradías del mes de agosto aporta, entre sus investigaciones, una interesante aportación a las Hermandades de Gloria y, en concreto, a la corporación de Las Nieves, eje central de este número de la publicación mensual.

Se trata de la identificación, como la primitiva titular de la Hermandad, la imagen pintada sobre un lienzo que llevaba décadas colgado de una de las paredes de la sala de cabildo de la Hermandad de las Nieves. La historiografía de la corporación y los propios hermanos desconocían un hecho que supone un valioso descubrimiento.

A tal conclusión llegó el investigador Francisco Javier Segura, tras analizar la documentación existente en el archivo de la Hermandad y comprobar que se aludía a una pintura de la Virgen, contenida en un simpecado, como primitiva titular.

Comparando el investigador las descripciones presentadas en el libro de inventarios y, tras cotejarlas con el informe de la restauración del lienzo expuesto en la sala de cabildos, llegó a la conclusión de que tal pintura era la que se mostraba, siglos anteriores, en el simpecado primitivo de la corporación.

Image Image

Se reproduce, a continuación, el extracto de la investigación en el que, aludiendo al patrimonio de la cofradía, se analizan los simpecados que obraron en poder de la corporación:

El Simpecado estaba presidido por “la imagen de Nuestra Madre y Señora de las Nieves pintada en lienzo (…) la primera que tuvo esta Congregación en su primer Simpecado estrenado en el año de 1710”, pasando esta pintura al nuevo simpecado de Gala. Según consta en el inventario, y siguiendo el gusto de la época, la imagen pictórica, auténtica titular de la Hermandad desde sus inicios, estaba aderezada desde su estreno con “dos coronas de plata sobredoradas que tiene puesta Nuestra Señora y el Niño (…) son de rayos todas cinceladas y grabadas con sus tornillos y tuercas todo de plata y son las que siempre tuvo dicha imagen”. No quedaba ahí este exorno sobrepuesto, añadiéndose “una gargantilla de perlas finas con un juguetito en medio con una esmeralda y es sobredorado”, “dos pulseras también de perlas finas” y “un sarcillo con su clavete de oro”. ImageEn 1725, cuando todavía este lienzo estaba prendido en el primitivo simpecado blanco, gracias a la donación de don Juan de Salcedo le añadieron “una media luna con su serafín en medio y dos estrellas en los extremos que pesa cuatro onzas y seis adarmes, con sus tres tornillos y tuercas (…) y hubo de costar con sus hechuras ciento cinco rs de recibo de D. Manuel Domínguez platero”. Sin que conste la fecha de su colocación, sabemos que esta pintura del Simpecado carmesí también tenía”un rosario de coral (…) engarzado en plata con sus tres medallas”, muy parecido al que se presenta en el actual escudo de la Hermandad. Recientemente la Hermandad ha restaurado una pintura que se hallaba colgada en la sala de cabildos que presumiblemente pertenecía a un Simpecado. La restauradora ha podido comprobar como el lienzo conservaba multitud de orificios como de haber tenido aplicados estos atributos.

Por tanto, casi con total seguridad puede decirse que esta pintura, en la que la imagen copia la iconografía presentada por Murillo en los “medios puntos” de Santa María la Blanca, corresponde a la pintura fundacional de la Hermandad. Habiéndose perdido el estandarte, el azar hizo que la imagen pictórica quedara como un cuadro más permitiéndonos conocer a la primera imagen a la que rindieron culto los hermanos de Santa María la Blanca.

Durante el acto de presentación del Boletín de las Cofradías en el templo de Santa María la Blanca, sede de la Hermandad de las Nieves, el lienzo estuvo expuesto para la contemplación de todos los allí presentes.

La investigación al completo la pueden encontrar en: