La Virgen de la Piedad en la festividad de los Dolores / RECHI

Dos estrenos que muestran a la Piedad de la Mortaja de otro siglo

Por  1:33 h.

La hermandad de la Mortaja está de estreno al bendecirse en este pasado domingo, durante la eucaristía de la corporación dominical, la recuperación del primitivo manto de salida de la Virgen de la Piedad y la presentación de una nueva diadema.

El manto es una pieza de Juan Manuel Rodríguez Ojeda de 1904. En el taller de Manuel Solano ha tenido lugar esta restauración de una importante pieza que va a llevar este próximo jueves la dolorosa durante la función para celebrar la festividad de los Dolores de la Virgen.

Por otro lado, los «Hermanos Fernández» han ejecutado una nueva diadema donada por un grupo de hermanos bajo el diseño de Juan Antonio Fernández Corrales, un proyecto iniciado hace ya cuatro años.

La nueva diadema ha sido sufragada por un grupo de hermanos y devotos de la corporación de la calle Bustos Tavera y tiene un diseño obra de Juan Antonio Fernández Corrales, que fue proyectado en el año 2013.

El nuevo enser lleva unas cartelas laterales que recogen una frase presente en el rezo a la Virgen «Sancta María, Ora Pro Nobis». Por su parte, la cartela central recoge las iniciales de la advocación de la Virgen, realizado sobre un estilo barroco donde destaca el diseño ornamental asimétrico, dentro de la simetría de su composición general. Por último, reseñar el uso de una representación no utilizada en ninguna de las diademas de la Virgen: la cruz sobre el orbe, símbolo del dominio de Cristo sobre el mundo.

De nuevo, al igual que sucediera en el besamanos del Domingo de Pasión, la Mortaja nos vuelve a retroceder a estampas de otro siglo, de otro tiempo, vivido por sus antecesores aunque con dos nuevos estrenos.

PARA VER LA GALERÍA COMPLETA DE M. J. RODRÍGUEZ RECHI, PINCHE SOBRE LA IMAGEN