Dulzura

Por  1:11 h.

Image

Si las manos de la Amargura descorren las cortinas de la espera inmediata las de la Virgen del Dulce Nombre calman las ansias de quienes creemos que ya está aquí la Semana Santa. “Espera, espera…”

Es el susurro que escuchan los corazones que se acercan un viernes de septiembre a San Lorenzo. En estos días templados, a la vera misma del rito del Señor se asoma el Dulce rito. Belleza con adjetivo a la que no le hace falta nombre.

Noticia relacionada