Detalle del rostro del Ecce Homo de Murillo
Detalle del rostro del Ecce Homo de Murillo

ARTE

Un Ecce Homo de Murillo, a subasta

El lienzo, según la información que aporta la propia sala, se puede catalogar como una obra de madurez, un reflejo del estado emocional del retratado como pocos autores de la época alcanzaron a captar

Por  1:20 h.

El próximo 5 de julio, la prestigiosa sala de subastas Sothebys sacará a la venta una notable obra de Bartolomé Esteban Murillo, un óleo pintado sobre lienzo con una medidas  de 63.7 x 53.3 cm que se puede convertir en una de las grandes apuestas de la sala en su subasta de verano.

Ecce Homo de Murillo

Ecce Homo de Murillo

El lienzo, según la información que aporta la propia sala, se puede catalogar como una obra de madurez, un reflejo del estado emocional del retratado como pocos autores de la época alcanzaron a captar. Un cuadro que ya fue catalogado en el amplio estudio de Diego Angulo Iñiguez sobre el pintor sevillano como uno de los mejores ejemplos de introspección sicológica de la iconografía del Ecce Homo, un homenaje a Tiziano desde un punto de vista completamente original. 

El Ecce Homo es una imagen rica en significados. Tomada del relato de San Juan de La Pasión en su Evangelio, las palabras del título ¡He aquí el Hombre!’  Son las palabras de Poncio Pilato, mencionadas  después del azote y la burla a Cristo. Jesús porta los emblemas del poder por el que es despreciado: la corona de espinas, un manto rojo y el cetro de caña.  Con una mirada abatida, un Cristo humano  y sufriente, pura interrogación retórica sobre el sentido de su misión, Cristo es captado por Murillo en una escena de reflexión y paciencia, un lienzo introspectivo donde Murillo capta la resignación ante el destino.

Detalle manos Eccce Homo Murillo.

Detalle manos Eccce Homo Murillo.

Catalogado en torno a 1665, con algunas variaciones según los estudios a los que se ha sometido, tanto el profesor Angulo como el catedrático Enrique Valdivieso señalan que es, probablemente, la mejor de estas representaciones que se han conservado hasta nuestros días. Casi con toda seguridad, debió ser concebido como una pieza que formaría pareja con un lienzo de proporciones similares que representaría la iconografía de una Mater Dolorosa. El único ejemplar que ha conservado esta disposición es el que perteneció a la colección real de la monarquía española y que hoy se exhibe en el Prado, una nueva muestra de la inspiración en Tiziano que Murillo siguió.

Ecce Homo, Murillo, Versión del Museo del Prado

Ecce Homo, Murillo, Versión del Museo del Prado

Descartando atribuciones muy dudosas, se siguen conservado otras adaptaciones autógrafas de Murillo como la conservada en el Museo de Arte de El Paso, Texas, en la que Murillo ha modificado la figura de Cristo en un tratamiento de tres cuartos del Ecce Homo, un lienzo fechado por Angulo alrededor de 1675, además de otras composiciones como la del Museo de Bellas Artes de Murcia, donde Cristo aparece representado de cuerpo entero.

Según la información de la galería Sothebys, un grabado de esta pintura de Manuel Alegre, de 1798, apoya la sugerencia de que el Ecce Homo tenía un colgante y arroja luz sobre la historia de la propiedad de la pintura. El grabado del Ecce Homo (impreso a la inversa de la pintura) fue emparejado con una imagen de la Mater Dolorosa, también por Alegre y también con fecha de 1798. Los grabados de ambos Alegre tienen inscripciones dedicatorias al Duque de Villahermosa, el primer propietario registrado de este pintura.

Ecce Homo Murillo Museo Bellas Artes Murcia entre 1670-1680

Ecce Homo Murillo Museo Bellas Artes Murcia entre 1670-1680

Todavía no se sabe cómo algunas décadas más tarde en el siglo XIX el Ecce Homo llegó a estar en la colección de Richard Ridgeway Parry Mealy (1801-1870) pero su historia posterior en la colección de Cook está bien documentada. El catálogo de 1932 de las fotografías de Doughty House describe las cuarenta y seis obras españolas reunidas allí en esa fecha. El Ecce Homo de Murillo se exhibió entonces junto a obras maestras españolas que incluían  la Vieja friendo huevos de Velázquez, ahora en Edimburgo en la Galería Nacional de Escocia; El bufón Calabacillas (Museo de Arte de Cleveland) o la escena de Cristo arrojando a los mercaderes del templo, obra del Greco hoy en la Galería Nacional de Arte, Washington, DC. Todavía pasaría por una subasta en la sala Christie’s, en diciembre del año 2005.

Ecce homo por Fra Angélico, primera mitad siglo XV

Ecce homo por Fra Angélico, primera mitad siglo XV

La iconografía del Ecce Homo fue muy representada en la pintura y la escultura desde el primer Renacimiento, con opciones en las que se podía optar por la única presencia en primer plano de Jesús, valga la interpretación de Fray Angélico, la de Tiziano o la de Juan de Juanes, o composiciones en las que, siguiendo a Alberto Durero, se podía mostrar toda un amplio conjunto en el que aparecerían personajes secundarios como Pilatos, los sayones o el pueblo al que es presentado Jesús, con ejemplos en la obra de El Bosco, Cigolio o Caravaggio.

La presencia de un Murillo de estas características en el mercado del arte, a punto de comenzar la celebración del IV Centenario de su nacimiento, puede ser un medida para comprobar la valoración del artista en la actualidad y un nuevo momento para reivindicar su obra. Se busca mecenas…

Versión de El Bosco

Versión de El Bosco

Ecce Homo de Juan de Juanes Museo del Prado

Ecce Homo de Juan de Juanes Museo del Prado

Otra interpretación de Tiziano, hacia 1575

Otra interpretación de Tiziano, hacia 1575

Ecce Homo, Tiziano, 1548.

Ecce Homo, Tiziano, 1548.

Interpretación naturalista de Caravaggio.

Interpretación naturalista de Caravaggio.

Ludovico Cigoli, Ecce Homo, 1607, (Palazzo Pitti), Florence

Ludovico Cigoli, Ecce Homo, 1607, (Palazzo Pitti), Florence

Manuel Jesús Roldán

Manuel Jesús Roldán

Manuel Jesús Roldán

Últimas noticias deManuel Jesús Roldán (Ver todo)