El Boletín de las Cofradías descubre el aspecto original del crucificado del Cristo de Burgos

Por  22:50 h.

Image

Se trata de una fotografía reformada a través de un programa informático, pero este fotomontaje, de cuyo mérito es responsable Rafael Jiménez Sampedro, es el documento más aproximado al verdadero aspecto que debió tener el crucificado del Cristo de Burgos tras salir del taller de Juan Bautista Vázquez, “El Viejo”.

Image

Pelo natural y un faldellín tejido. Son elementos que tuvo el crucificado al ser ejecutado, ya que tomó como referencia al Cristo de San Agustín, cuya imagen posee las características mencionadas. Permaneció con ese aspecto hasta que Manuel Gutiérrez Reyes Cano emprendió sobre la imagen una trascendental restauración que alteró el aspecto original del Cristo de Burgos.

ImageEl documento fotográfico está publicado en el número especial que el Boletín de las Cofradías dedica, en su edición de Cuaresma, a una Hermandad de Penitencia. En esta ocasión, la elegida entre los miembros de la redacción de la publicación del Consejo fue la del Cristo de Burgos. Uno de los estudios que él se muestran pertenece al profesor José Roda Peña, quien hace un recorrido por el papel que el escultor sevillano Manuel Gutiérrez Reyes desempeñó en la Cofradía del Santísimo Cristo de Burgos a finales del siglo XIX.