ROCÍO 2018

El Cerro del Águila abre el camino de Sevilla en El Rocío 2018

A las 8:30 horas, el Simpecado salió de una parroquia que cumple 75 años

Por  12:09 h.

A las 8:30 horas salía el Simpecado del Cerro del Águila por la puerta de una parroquia que celebra sus 75 cumpleaños. El barrio que le reza cada Martes Santo a su Virgen de los Dolores volvió a convertirse en algarabía cuando en las primeras luces del martes, su hermandad del Rocío se ponía en camino de la aldea almonteña. Más de tres décadas andando senderos y que han vuelto a dar el pistoletazo de salida de las filiales que parten desde la capital.

Desde muy temprano, los romeros se reunieron en el corazón del barrio, su parroquia. Este año la misa se ha adelantado media para «salir con mas holgura», como comentaba su hermano mayor Jesús Canela. A las 7:30 horas estaban citados con don Alberto, el párroco que ha visto nacer a esta hermandad y que cumple más de cuatro décadas viendo crecer la semilla rociera en el Cerro del Águila.

Tras la eucaristía, arrancaba el camino hasta el Rocío. Su prioste, José Luis González, colocaba el Simpecado en la carreta mientras las emociones comenzaban a producirse entre los que allí esperaban el momento. Los vivas salidos del alma del hermano mayor arrancaron en aplausos hasta llegar a la salve de «sus hijos, los del Cerro del Águila». Todo estaba preparado, el coro comenzó a cantar y los pétalos volvieron a llover desde uno de los balcones. Miguel Márquez no faltó con su sevillana y los mayores del lugar vieron emocionados como su hermandad partía un año más hasta el Rocío, milagro de barrio humilde.

La carreta andaba sin remedio. Destacaban los grandes girasoles que decoraban sus varales junto con un exorno formado por liliums, flores de veras, margaritas y statices, todo en tonalidades malvas y rosas. La carreta del Simpecado estrenaba unas cubrecañoneras en sus ruedas realizadas por el orfébre Juan Lozano. El Simpecado lucía una faja militar ofrendada por Juan Hernández Gutiérrez, Jefe de la segunda Subinspección General del Ejército y Comandante Militar de Sevilla.

La hermandad se marchaba, para visitar posteriormente el antiguo Matadero Municipal, el cuartel de la Guardia Civil de Eritaña y el Hospital de Fátima, para rezar el Ángelus a las doce en los terrenos de la Feria que le condujeron hasta la salida de la ciudad. Sevilla ya está en camino y el Cerro es su cruz de guía.

Salida del Rocío del Cerro del Águila / RAÚL DOBLADO

Javier Comas

Javier Comas

Javier Comas

Últimas noticias deJavier Comas (Ver todo)