El Cristo de la Salud de Montesión ya se encuentra en el taller de Carrasquilla para su restauración

Por  20:30 h.

ImageEl Crucificado del Santísimo Cristo de la Salud, titular de la Hermandad de Montesión, desde el pasado mes de julio está retirado del culto ordinario y ya se encuentra en el taller del restarurador Enrique Gutierrez Carrasquilla.

Este acreditado restaurador fue la persona designada por la Junta de Gobierno que preside Rafael Buzón para ejecutar determinadas labores de consolidación y limpieza de esta imagen cristífera.

Tres meses

Los trabajos se prolongarán durante un plazo de al menos tres meses, por lo que se podrá ver de nuevo en su altar habitual de cultos, que también va a ser restaurado, a finales del presente año o primeros días del año 2008.

Altar de cultos

El habitual altar de cultos de este Crucificado es de autor anónimo aunque está datado, según algunos estudios, en la segunda mitad del siglo XVII. Se han encontrado en los estudios previos de restauración, paños de oro de gran calidad en su talla.

A partir del día 9 de octubre, se desmontará dicho altar para su restauración. Estos trabajos también los llevará a cabo el propio Enrique Gutierrez Carrasquilla. Teniendo un plazo inicial de ejecución de unos tres meses. De esta forma, aunque este terminada la restauración del Santísimo Cristo de la Salud, obra realizada por Luis Ortega Bru en el año 1954, no se repondrá al culto hasta que no concluyan las labores de resturación de su altar.

Costo de las restauraciones

Es intención de la Hermandad de Montesión que el costo económico de las restauraciones del Crucificado de la Salud y de su altar de cultos, no salgan de los presupuestos ordinarios de la propia corporación de la calle feria, sino que una serie de hermanos y devotos donen – de hecho ya lo están haciendo- una serie de cantidades para poder sufragar estos trabajos en su totalidad.

Dicho grupo está abierto a nuevas donaciones por lo que todas las personas que lo deseen pueden contribuir económicamente para este fin. Para ello deberán ponerse encontacto con la Mayordomía de la propia Hermandad.