El paso de Cristo del Museo se desinsecta dentro de una burbuja habilitada en el templo

Por  1:03 h.

Image

La Hermandad del Museo acaba de concluir una original restauración de su paso de Cristo que ha consistido en atajar un ataque de insectos xilófagos que dañaban a la madera. El proceso se ha prolongado desde el pasado 17 de julio, fecha en la que se iniciaron los trabajos, y, un mes después, se han dado por finalizados con feliz éxito.

ImageTodo arranca cuando montaban los pasos en la Hermandad en las vísperas de la pasada Semana Santa y los hermanos notaron que en el del Señor habían aparecido unos pequeños orificios que levantaron todas las sospechas. En efecto, los análisis previos dieron con el problema: las andas habían sido afectadas por un ataque de insectos xilófagos que ponían en peligro la conservación de tan preciado bien.

Análisis de expertos

“Llamamos a Manolo Guzmán para que viera el paso. También vinieron el director y la jefa de restauración del Museo de Bellas Artes, que nos avisaron de la necesidad de una intervención”, asegura el hermano mayor de la corporación de Lunes Santo, José Luis Palma.

El 19 de junio, los hermanos del Museo respaldaban la restauración en un cabildo general extraordinario cuyos informes descartaban afección alguna tanto en las imágenes titulares como en los evangelistas de Ruiz Gijón que figuran en las esquinas del paso dañado.

Aprovechando el descenso de fieles en los meses de verano, la hermandad proyectó la restauración del paso en el interior del templo, que sería cerrado al culto mientras se prolongaran los trabajos. El pasado 17 de julio la empresa de arte y conservación Arce se hizo cargo de una original intervención pionera en cuanto a andas procesionales se refiere.

Image

Image

Cabe destacar la experiencia de esta joven empresa, nacida en el año 2002, en el sector, ya que se ha encargado, entre otros proyectos, de intervenir en obras de gran nivel como el Cristo de la Salud de Montesión, los sarcófagos del Rey San Fernando en la Catedral de Sevilla o las imágenes de los retablos mayor y laterales de la iglesia del Convento de Santa Clara atribuidas a Martínez Montañés.

Para llevar a cabo la restauración del paso de Cristo del Museo se habilitaron en el interior del templo dos grandes bolsas: una en la que fueron alojados los candelabros del paso y otra en la que introdujeron las andas procesionales junto a otros enseres, como una consola, sillas etc.

Image

Image

Atmósferas transformadas

Para garantizar la erradicación del ataque biológico han sido aplicados tratamientos de desinsectación mediante técnica de atmósferas transformadas con gases inertes. El tratamiento ha consistido en aplicar gas inerte – nitrógeno de alta pureza – a las obras dentro de burbujas herméticamente cerradas. De esta forma, dentro de la burbuja se mantuvo el paso en una atmósfera en la que se sustituye el oxígeno – imprescindible para el desarrollo del ataque biológico – por el gas inerte, originándose la muerte de los insectos por anoxia.

Image

Image

“Este método está especializado en la desinsectación de obras de arte, ya que se consigue una total eficacia en la eliminación de los insectos xilófagos en todas las fases de su ciclo biológico”, explica Gracia Montero, restauradora de la empresa Arce.

ImageLa restauración se ha llevado a cabo en dos fases a través de un equipo multidisciplinar de profesionales que han realizado un exhaustivo seguimiento empleando, para ello, una tecnología que antes nunca había sido aplicada sobre unas andas procesionales.

Intervención en el almacén

Por otra parte, conscientes de la importancia de la óptima conservación del patrimonio, la Hermandad del Museo ha intervenido, al mismo tiempo, en el almacén que la corporación tiene en la céntrica calle Redes y en el que se almacenan los pasos. Los trabajos los ha desarrollado la empresa Ambigest y se han centrado en las techumbres de madera que este local posee. “El objetivo es, poco a poco, desarrollar este tipo de intervenciones en otros enseres y bienes de la Hermandad como altares, bancos…”, confirma el Hermano Mayor.

El paso de Cristo del Museo fue realizado por Rafael Fernández del Toro en 1940 con diseño de Francisco Jiménez Román. Su intervención ha supuesto una ejemplarizante actuación que ha colocado a la Hermandad del Museo al frente de la vanguardia en restauración y que demuestra que estas instituciones apuestan, decididamente, por la conservación de sus bienes.

Image

Image

Image

Image

Image

Image

Fotografías: José Manuel Santos Madrid y José Antonio Rodríguez

Noticia relacionada