Emvisesa rehabilitará y ampliará el corral de artesanos de San Luis por 2,12 millones de euros

Por  17:37 h.

ImageEl Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Empresa Municipal de la Vivienda (Emvisesa), rehabilitará de manera “integral” el corral industrial ubicado en el número 70 de la calle San Luis, que además será ampliado con la construcción de 20 locales artesanales y otras tantas viviendas vinculadas a éstos para el desarrollo de la labor de los artesanos, con una inversión de 2.118.671 euros.

En una nota, el Consistorio indicó que las construcciones proyectadas se levantarán en dos parcelas, una en la calle San Luis con una superficie de 206,40 metros cuadrados, en la que actualmente hay una edificación protegida en estado ruinoso, y otra de 1.703 metros cuadrados con acceso desde la calle Ruiz Gijón.

En la parcela de la calle San Luis se construirá un edificio de tres plantas más un ático retranqueado que albergará en su interior cinco viviendas de distinta tipología, mientras que en la otra se levantarán 20 locales artesanales y otras tantas viviendas vinculadas a éstos, que en su gran mayoría son de una habitación, aunque hay dos de dos habitaciones y un estudio, según informó el Ayuntamiento.

ImageAparcamiento subterráneo

Cada módulo tendrá tres plantas, situándose en la inferior el taller, en la intermedia una oficina, y en la superior la vivienda, que también dispone de entradas independientes desde la calle. Además, las actuaciones se completan con un aparcamiento subterráneo con 55 plazas y 25 trasteros.

El proyecto contempla la independencia en cuanto a usos de la edificación situada en la parcela exterior de la calle San Luis con respecto al corral industrial, siendo la situada en fachada para uso exclusivamente vivienda y la interior para vivienda y taller.

El edificio situado en fachada dispone de tres plantas más un ático retranqueado, en cuya planta baja se proyecta un local destinado a un centro de transformación, un hall de entrada y los elementos de comunicación como el ascensor y escalera, mientras que en el resto se encontrarán las distintas viviendas, rematándose el edificio con una cubierta transitable y común donde se situará la zona de tendederos y las instalaciones comunes necesarias.

El conjunto de la edificación se desarrollará en torno a un espacio central que se estrecha y ensancha construyendo patios interiores, favoreciendo la vinculación física entre los talleres y viviendas tal y como exige la normativa.

Fotografías: José Antonio Rodríguez