En septiembre se hará efectiva la dimisión del vicepresidente del Consejo, Eduardo del Rey Tirado

Por  0:20 h.

ImageEduardo del Rey dejará de ser en septiembre vicepresidente del Consejo de Cofradías, cargo que ha venido ocupando en los últimos siete años.

El mes que viene se hará efectiva la dimisión que presentó por carta al presidente del Consejo Manuel Román a mediados del mes de julio.

En la carta el hasta ahora vicepresidente alega “motivos personales” para una renuncia considerada ya como irreversible. Según fuentes consultadas por Abc, esta dimisión se venía gestando desde hacía tiempo aunque Eduardo del Rey ha preferido esperar a la conclusión del curso cofrade para evitar que la dimisión alterara el funcionamiento del organismo cofradiero. En conversación con este periódico del Rey ha confirmado el carácter irrevocable de la dimisión y no ha especificado causa concreta de la misma sino una acumulación de circunstancias.

“Estoy –dijo- inmensamente agradecido al Consejo, a mis compañeros y a las Hermandades por todo lo que me han dado en estos 11 años”. Precisamente algunos compañeros del vicepresidente en la institución consideran que un acontecimiento que provocó el desánimo de Eduardo del Rey fue la denominada “crisis del pregonero” ocurrida en el pasado mes de octubre.

“Ya entonces –comentan – acusó el golpe de la filtración de las votaciones en las que él tuvo un papel determinante y barajó con el presidente la posibilidad de presentar su renuncia” Eduardo del Rey, hermano del Silencio y de Los Estudiantes ingresó en el Consejo en 1996 como delegado de hermandades sacramentales.

Elegido pregonero de la Semana Santa en 1999, al año siguiente ocupó la vicepresidencia del organismo, cargo que revalidó en 2004. En septiembre y tras materializarse esta dimisión, los cargos generales del Consejo pasarán de cuatro a tres ya que según las fuentes consultadas no parece que Manuel Román cuyo mandato expira en junio de 2008, vaya a proveer la vacante dejada por la dimisión de su vicepresidente.