Sevilla le da el último adiós al Padre Javierre

Por  7:30 h.

El Cardenal Amigo, frente al féretro de JavierreEl Cardenal y Arzobispo Emérito de Sevilla, Fray Carlos Amigo Vallejo, presidió ayer el funeral corpore in sepulto del sacerdote y periodista José María Javierre, fallecido a los 85 años de edad.

Durante la misa, que tuvo lugar en el altar mayor de la Catedral hispalense, Amigo Vallejo dedicó hermosas palabras a quien ha profesado profunda devoción a la Virgen y a los santos. De hecho, el motivo de su venida a Sevilla fue para hacer una semblanza de la biografía de Marcelo Spínola.

Al acto, al que acudieron numerosos representantes de la vida religiosa, política y social de Sevilla, no faltaron miembros de la familia Fernández Palacios. A ellos ha estado ligado desde su llegada a Sevilla el Padre Javierre y en su panteón en el Cementerio de San Fernando descansará para siempre.


Un sevillano de adopción

El sacerdote, periodista y escritor falleció sobre las 10,00 horas del jueves a los 85 años. Nacido en Lanaja (Huesca), fue ordenado sacerdote en 1947 y ha sido doctor en Teología, periodista y escritor de numerosas biografías relacionadas con personajes de la Iglesia.

En la faceta periodística de este sacerdote destacan sus años como corresponsal en Roma y Vaticano, la dirección de revistas y publicaciones escritas, entre ellas El Correo de Andalucía. También fue responsable de la Gran Enciclopedia de Andalucía y de la versión española de la monumental Historia de la Iglesia Fliche Martin.

Su presencia en los medios de comunicación ha sido prolija y destaca la dirección de programas religioso-culturales en televisión, entre ellos, ‘Últimas preguntas’ en TVE y ‘Testigos hoy’ en Canal Sur TV –este espacio emitió recientemente su programa número 1.000–.

Aunque él nunca renegó de su origen oscense, se afincó en Sevilla desde que llegara por primera vez para escribir la biografía del cardenal Marcelo Spínola. Hermano del fallecido cardenal Antonio María Javierre, perteneció a la Hermandad de Sacerdotes Operarios Diocesanos y, entre otros galardones, fue hijo adoptivo de Sevilla, ciudad que cuenta con una calle rotulada con su nombre.

El cura Javierre fue una de las personas claves en el análisis del papel de la Iglesia sevillana durante la Transición democrática. Sus obras denotan una especialización en tres áreas de la investigación histórica: místicos españoles del siglo de Oro, relaciones diplomáticas de la Santa Sede con los Estados europeos ante la primera guerra mundial y personajes pontificios contemporáneos.

El pasado 22 de octubre, la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación le concedió el Premio ¡Bravo! Especial, por su trayectoria profesional.

Encuentra más fotos como esta en Cofrades