Ex mineros de Boliden se encierran en la Catedral y estarán en el trascoro por tiempo indefinido

Por  14:28 h.

Image

Unos 90 ex mineros de Boliden decidieron encerrarse hoy en la Catedral de Sevilla en protesta por la “falta de solución” a los despidos de 22 antiguos trabajadores de la mina registrados en la empresa pública Egmasa y a la espera de que se concrete una reunión con la Junta de Andalucía para solucionar dicho asunto.

Según indicó a Europa Press el portavoz de los trabajadores Juan José Fernández, el encierro se decidió después de que se concluyera ante las puertas del Ayuntamiento de Sevilla la marcha de los ex mineros, iniciada ayer en las puertas de la empresa Mina las Cruces hasta la capital hispalense y en las que los ex mineros recorrieron unos 36 kilómetros.

Los antiguos trabajadores de la mina de Aznalcóllar (Sevilla) que finalmente decidieron no hacer la anunciada acampada, al llegar a Sevilla pasaron por delante de la sede del Defensor del Pueblo andaluz, a cuyo titular, José Chamizo, entregaron una camiseta de apoyo a su causa.

Posteriormente se dirigieron al Ayuntamiento donde se reunieron con el primer teniente de alcalde, Antonio Rodrigo Torrijos, con el delegado de Innovación, Juan Antonio Troncoso, y el delegado de Economía y Empleo, Jon Ander Sánchez, quienes, según Fernández, “ha reconocido nuestra lucha y considera que ésta es justa, por lo que van a hacer todo lo posible para poner todos los medios necesarios para buscar una solución a nuestro problema, contactando con la Junta de Andalucía”.

Fernández explicó que unas 400 personas se concentraron ante el Ayuntamiento de Sevilla, donde recibieron la visita de dirigentes políticos, entre ellos el portavoz municipal del PP en el Ayuntamiento, Juan Ignacio Zoido, “que nos ha dicho que quiere contactar con nosotros para oír nuestras reivindicaciones”.

Posteriormente, unas 90 personas se dirigieron a la Catedral, donde tras subir a la Giralda, han decidido permanecer encerrados junto al trascoro de la seo “de forma indefinida hasta que nos den algún tipo de solución y se concreten nuevas reuniones”.

El secretario general de CC.OO. de Sevilla, Rafael Fernández Serra, también explicó a Europa Press que el motivo de este encierro también se centra en “evitar presiones a los vecinos de Aznalcóllar, que está de feria, cuyo desarrollo no queremos condicionar”.

“Por ello, los mineros han decidido abandonar el pueblo, y así no trasladar la presión negativa al municipio, como muestra de devolución de la solidaridad que recibimos en nuestras movilizaciones por parte de los vecinos”, agregó Fernández Serra, quien insistió en la “clara voluntad negociadora con la Junta” que tienen los mineros.

Voluntad negociadora

Los ex mineros están dispuestos a cesar en sus movilizaciones si los “22 compañeros son readmitidos en la empresa pública Egmasa y se les garantiza un futuro laboral estable a todos”.