El proyecto de Luis Javier Guajardo Fajardo es el elegido por los Gitanos

Por  0:00 h.

Proyecto ganador de los Gitanos El proyecto presentado de la futura nueva Casa de Hermandad de los Gitanos de Luis Javier Guajardo Fajardo es por el que han optado los hermanos en el Cabildo extraordinario celebrado la pasada noche en las dependencias de la calle Socorro.

Guajardo Fajardo ha resultado ser el ganador frente a los proyectos de Juan Vicente García, Juan Moya y Cristina Balet, otra de las tres propuestas finalistas presentadas y que quedaron expuestas desde la semana pasada en la sede de los Gitanos.
La nueva Casa de Hermandad estará anexa al Santuario de Nuestro Padre Jesús de la Salud y María Santísima de las Angustias Coronada teniendo un presupuesto de 754.874,14 euros de ejecución material de cualquiera que hubiese resultado elegido de los cuatro que quedaron finalistas.
Proyecto de Javier Guajardo Fajardo
El proyecto de Luis Javier Guajardo Fajardo pretende establecer una clara relación de subordinación entre la nueva edificación y el templo. Así en relación al exterior del edificio plantea el retranqueo de la nueva edificación respecto al plano de fachada del Santuario, lo que permitirá la visión exenta del volumen principal del templo, tal y como se muestra en la actualidad, la reducción de la superficie construida en la última planta, proyectándose un tratamiento transparente de ésta que permita la visión emergente de la nave de la iglesia, así como la de los lucernarios que coronan el testero de contacto, así como el empleo en la nueva edificación de los materiales y texturas del Santuario, evitando sobreactuaciones y la proliferación de materiales extraños.
Además de la conexión templo-exposición de pasos, se plantea una mayor permeabilización del muro de contacto para diversificar las relaciones, conectando la priostía con el crucero, la recepción con la tienda de la iglesia o la conexión casa hermandad-con el coro que permitirá integrar la planta superior del templo dentro de los recorridos accesibles de la Casa Hermandad multiplicando las posibilidades de este sugerente espacio un tanto oculto e infrautilizado.
Este proyecto en su primera fase contaría con una planta sótano que se ejecutaría a nivel estructural si bien quedaría como un espacio clausurado inaccesible. En planta baja tendría un acceso único en la fachada que linda con la puerta del Santuario, contando con una Sala de Exposiciones-Museo de unos 130 m2, Bolsa de Caridad, Registro y atención al público y una zona de vestíbulo de unos 30 m2, así como una almacén para parihuelas. En planta primera estaría situada la zona institucional de 85 m2 aproximadamente donde se ubicaría la secretaría, mayordomía, despacho de Hermano Mayor y Sala de Cabildos de Oficiales, así como una zona de almacén y priostía de 125 m2. La planta segunda se habilitaría como sala de usos múltiples de unos 260 m2 en la que se delimitaría una zona de bar mediante la instalación de una barra.
En total esta primera Fase del proyecto contaría con unos 635 m2 de uso público y 160 m2 de almacén, además de los aproximadamente 300 m2 de sótano que en un primer momento permanecerían inaccesible.