Jesús del Gran Poder en su paso
Jesús del Gran Poder en su paso / JUAN FLORES

Hermanos del Gran Poder plantean regalar una túnica al Señor en 2020

Pretenden que sea por suscripción popular con el apoyo de la hermandad para recuperar una túnica

Por  1:19 h.

Un grupo de hermanos del Gran Poder planean regalar al Señor una nueva túnica bordada para 2020, el año en el que el Cristo cumple 400 años desde que lo tallara Juan de Mesa, tal y como ha adelantado «El Llamador» de Canal Sur Radio. 

Se trata de una donación que quieren hacer por tal efeméride varios hermanos de la corporación. La última realizada data de 1927, cuando María Teresa de Fraguas bordó la de «la guardilla» con un posible diseño de Juan Manuel Rodríguez Ojeda, bordada sobre terciopelo granate y que la imagen suele portar en su camarín. Es la quinta túnica bordada que poseerá el Señor de Sevilla.

Se pretende entregar en 2020, encargada al taller de Santa Bárbara, teniendo mucha similitud a los grabados del siglo XVIII, bordada con espejuelos que estarán en las mangas y en la zona inferior.

Grabado del Señor del Gran Poder

Túnicas

Desde finales del siglo XVII, el Gran Poder ha poseído túnica bordada. La más antigua es la denominada de la «Corona de Espinas», haciendo referencia a este elemento introducido entre los elementos vegetales de la pieza, obra de Teresa del Castillo, bajo el dibujo de su marido, Antonio del Canto.

Otra de ellas es la de «Los Cardos», de las hermanas Antúnez, estrenada en la Semana Santa de 1881, constituida por las grandes hojas de cardo entre las que aparecen flores de esta planta con incrustaciones de amatistas. Pieza totalmente bordada.

En 1908, estrena la «persa», interpretando el estilo mudéjar que diseñara y ejecutara en el taller de Juan Manuel Rodríguez Ojeda. Presenta un bordado de guardilla, la habitual que suele usar en el quinario.  La obra fue donada por Amparo Sánchez Arjona y originariamente se bordó en tisú con hilos de oro sobre seda morada. La aparición en la franja bordada de las letras alfa y omega del alfabeto griego, un símbolo del Señor.

La última, es la de la «guardilla», la citada anteriormente y que donó María Teresa Fraguas en 1927 con una franja inferior bordada y constituida por roleos barrocos que se repiten en las bocamangas y bordada sobre terciopelo granate.