Guillermo Baena, candidato a hermano mayor de Montesión / FOTO: Tomás Quifes.
Guillermo Baena / FOTO: Tomás Quifes.

Guillermo Baena retira su candidatura en Montesión: «Yo aquí no hago de comparsa»

En el cabildo de elecciones de este viernes sólo concurrirá la candidatura de Manuel Soto, tras haberse retirado las otras dos

Por  14:05 h.

La hermandad de Montesión que celebra en este viernes 15 de diciembre, cabildo general de elecciones, tan sólo contará con la candidatura del actual hermano mayor, Manuel Soto tras retirar su candidatura, Guillermo Baena. Es la segunda que se retira tras la de Miguel Ángel Martínez. 

Pasión en Sevilla ha podido hablar con Guillermo Baena para conocer más de cerca las causas de este anuncio. «Todo se trata de un problema jurídico. No se han resuelto las incidencias que se habían puesto de manifiesto el censo y es nulo de pleno derecho. Hay incidencias en el censo de personas que no deben estar y yo aquí no hago de comparsa. La autoridad eclesiástica dice que lo va resolver y pero no le da tiempo de hacerlo antes de las elecciones. Que lo estudiarán y que si hay errores el cabildo se declarará nulo pero con posterioridad. Ahora iremos por la vía ordinaria y civil»

Para el ya excandidato a convertirse en hermano mayor de Montesión «Las incidencias estaban denunciadas desde el pasado 5 de diciembre. La autoridad eclesiástica se lo requirió a la hermandad y Montesión no ha contestado. Estas formas no me parecen. Es un conflicto jurídico y no se ha resuelto jurídicamente y están acrecentando el problema», explicaba Guillermo Baena para Pasión en Sevilla.

En esta carta ha explicado los motivos de la retirada del candidato: 

Estimados Hermanos:
Comunicaros por la presente, mi decisión, muy a mi pesar, de haber presentado en la mañana de hoy, en el Arzobispado de Sevilla y en la Secretaría de la Hermandad, la retirada de mi candidatura a Hermano Mayor, en el cabildo de elecciones señalado para hoy día 15 de Diciembre a las 18.00 horas, según establece el Decreto del Vicario General de la Archidiócesis de Sevilla, de fecha 29 de Junio pasado (Protocolo 3104/17).
Los motivos que me han llevado a tan drástica y triste decisión, son diversos, entre los cuales debe mencionaros los siguientes:
1.- En el mes de Noviembre pasado, y en el plazo establecido en el Decreto del Vicario General mencionado, fue trasladada a la Autoridad eclesiástica, concretamente, a la Delegación de Asuntos Jurídicos del Arzobispado de Sevilla, determinadas incidencias en la conformación del Censo electoral, que al día de la fecha no han sido resueltas.
2.- Dichas Incidencias en la conformación del Censo, afectan directamente a la legalidad y garantías del Cabildo de elecciones a Hermano Mayor, que deberá celebrarse hoy día 15, y por tanto, ello constituye Causa de Impugnación legal del mismo.
3.- El mantenimiento de mi candidatura a Hermano Mayor en un Cabildo que cuenta con un Censo en el que concurren las mencionadas circunstancias, y mi participación en el mismo, pudiendo ser declarado nulo, no es coherente ni admisible en Derecho.
La situación en que la Junta de Gobierno ha colocado a la nómina de hermanos, a la Hermandad, a la Autoridad Eclesiástica y a la Candidatura que lideraba hasta hoy mismo, es intolerable, por cuanto, de haberse informado a los Hermanos de varios hechos acontecidos y algunas decisiones adoptadas en el aún, presente mandato, y de haberse resuelto las mencionadas incidencias por parte de la Autoridad eclesiástica al día de hoy, probablemente no estaríamos en la insostenible situación en que nos encontramos, y además, una y otra cuestión, de seguro, incidirían sensiblemente en el sentido del voto de los hermanos de Montesión, y por lo tanto en el resultado final del cabildo de elecciones que debe celebrarse.
La imagen que se traslada a la nómina de Hermanos en especial, y la opinión pública en general, con la mencionada situación, es absolutamente negativa e irroga un perjuicio difícil de resarcir, siendo únicamente responsable de todo ello, la actual Junta de Gobierno, y a mi juicio ello podía haberse evitado.
Desde este mismo momento y a los efectos pertinentes, es obligado anunciaros el ejercicio de las acciones legales en las jurisdicciones que corresponda por los motivos expresados, como única solución, lamentablemente, a la situación descrita.
No puedo desaprovechar la oportunidad de estas líneas para agradecer el enorme interés propiciado por esta Candidatura y el seguimiento de su proyecto, así como las numerosas muestras de apoyo recibidas durante estos meses, de quienes SOMOS DE MONTESION, de miembros de Juntas Gobierno de varias Hermandades de Sevilla, de miembros del Consejo Superior de Hermandades y Cofradías de Sevilla a título personal, de los medios de comunicación y de cofrades en general, y quiero y debo, a mi juicio, hacer especial mención, a nuestro Hermano Don Rafael Osuna Rodríguez (q.e.p.d.a.), que confió en el modelo y proyecto que hemos transmitido a los hermanos de Montesión desde el primer momento, a nuestros Hermanos: Fran, Juan y Tomás, a todos los miembros que han conformado esta Candidatura, a los hermanos de Montesión que han colaborado estrechamente con la misma durante este tiempo, y a mi amigo José Manuel, por su entrega, por su dedicación, por su confianza y por su amor a la Hermandad.
Por último, quiero transmitir a los hermanos de Montesión, que el proyecto de ilusión, esperanza, transparencia, solvencia, respeto, y responsabilidad, que hemos liderado hasta hoy mismo, cara al Cabildo de elecciones previsto para hoy día 15, no quedará en el olvido, y una vez, se obtenga cumplida y debida respuesta a las cuestiones pendientes de resolución, de los órganos judiciales competentes, retomaremos el camino trazado e intentaremos demostrar que en Montesión pueden hacerse las cosas de otra manera.
Un cordial saludo
Guillermo Baena García