Joaquín Turina también fotografió al Cristo de las Tres Caídas de la Esperanza de Triana

Por  17:03 h.

Image

ImageEn días pasados publicaba esta web la donación a la Hermandad de la Candelaria de una fotografía realizada por Joaquín Turina del paso del Nazareno de la Salud. No debe pasar desapercibida la habilidad e inquietudes culturales de este gran músico.

Una de ellas fue la de la fotografía que, desde joven, provocó que en las estanterías de su despacho figuraran centenares de instantáneas realizadas por él mismo. Los técnicos que la han analizado no han dudado de calificarlas de alta calidad.

Gran parte de este fondo documental fotográfico se encuentra el lugar en el que trabajara el compositor desde 1914 a 1949, en la madrileña calle Alfonso XI.

En aquel lugar convertido, ahora, en pequeño museo, se encuentra una gran riqueza documental que va desde diarios, escritos autobiográficos, conferencias, manuscritos de sus obras didácticas y libros a tarjetas, cartas suyas y ajenas, fotografías, dibujos, cuadros etc.

Image Tres Caídas de Triana

Joaquín Turina nace en Sevilla en 1882 y con 20 años marchó a Madrid a continuar con su aprendizaje musical. Su devoción por las tradiciones y costumbres de esta tierra lo llevó a fotografiar innumerables momentos debido a, como se ha apuntado, su afición por la fotografía. En este caso, aportamos una instantánea del paso del Cristo de las Tres Caídas de la Esperanza de Triana, a su regreso de la Estación de Penitencia, sobre el Puente de Isabel II. Obviamente, su autoría se debe a Joaquín Turina y la postal está cargada de emotividad y elementos descriptivos: el antiguo paso del Señor, túnica bordada, sólo con cirineo, un Paseo Colón por construir, los barcos casi besando el puente…

También mostramos otra instantánea de su archivo particular en el que se muestra una carreta en la romería del Rocío atravesando el Quema con un inconfundible sabor antiguo.

Image

Sería interesante exponer las obras de su archivo en esta ciudad, tanto las que obran en poder de sus herederos como aquellas que se integran en su museo de Madrid ya que ambas colecciones constituyen un hermoso legado para la memoria de esta ciudad.

Fotografías: Archivo Joaquín Turina

Noticia relacionada