José Ignacio Cansino gana el premio “Archivo hispalense 2009”

Por  0:00 h.

José Ignacio Cansino GonzálezEl director de la banda de música de la Cruz Roja de Sevilla, José Ignacio Cansino, gana el primer premio “Archivo Hispalense 2009” en la modalidad de Historia otorgado por la Diputación de Sevilla.

José Ignacio Cansino González ha sido galardonado con el primer premio en la modalidad de Historia del concurso de monografías “Archivo Hispalense 2009” sobre temas relacionados con Sevilla de la Diputación Provincial. Su trabajo lleva por titulo “La Academia de Música de la Real Sociedad Económica Sevillana de Amigos del País (1892-1933)”. Los otros galardonados en las modalidades de Arte y Ciencia Sociales respectivamente han sido Antonio Reina con el trabajo “Historia de la pintura sevillana de paisaje hasta el siglo XIX” y Olga Soto con la monografía “Las lágrimas de Ítaca. Migrantes latinoamericanos, enfermedad, dolor y profesionales de la salud en Sevilla”.

Los catedráticos de la Universidad de Sevilla, Enrique Valdivieso y Leandro Álvarez Rey; la vicedecana de la Universidad Pablo de Olavide, María Elodia Hernández, y la directora del Servicio de Archivo y Publicaciones de la Diputación de Sevilla, Carmen Barriga, han constituido el Jurado que, bajo la presidencia de la diputada de Cultura e Identidad, Guillermina Navarro, ha considerado unánimemente dejar desiertos el premio de la Sección de Literatura y los accésit de las cuatro secciones. Los premios están dotados con 3.000 euros y la edición del trabajo en las colecciones de la Diputación.

José Ignacio Cansino es profesor superior de Música, licenciado en Filosofía y Ciencias de la Educación, doctor por la Universidad de Sevilla y profesor asociado de la Hispalense en el Departamento de Didáctica de la Expresión Musical y Plástica. Su trabajo es un completo estudio de la Academia de Música, germen del actual conservatorio de música, que le debe a aquélla parte del prestigio que esta institución cuenta en la actualidad. La Academia se crea dentro de la Sociedad Económica de Amigos del País, con el espíritu ilustrado que impulsó todas sus actividades. Durante sus cuatro décadas de existencia, la Academia mantuvo un concepto de educación integral, sobre todo de la mujer y de la clase obrera, y sostuvo el peso de las enseñanzas musicales regladas sevillanas en una época en que el aprendizaje musical estaba reservado a las clases acomodadas. En ella impartieron docencia los más reconocidos compositores y concertistas de la época, como Vicente Gómez-Zarzuela, Fernando Palatín, Eduardo Torres o Norberto Almándoz.