Reeditan “Curiosidades antiguas sevillanas”, obra maestra de José Gestoso

Por  1:24 h.

Semana Santa - Cofradías: Libro La editorial sevillana Extramuros recupera la obra ‘Curiosidades antiguas sevillanas’, del historiador del arte José Gestoso y Pérez, un libro que revisa el patrimonio cultural de la ciudad desde el siglo XV hasta el siglo XIX.

Así, este volumen, impreso en la oficina del periódico ‘El Universal’ en 1885,
rescata diversos aspectos históricos de Sevilla desde el siglo XV hasta la fecha de impresión.

El autor, “que estudió como pocos la historia y el presente de la ciudad”, muestra a través de su obra una Sevilla “ya desaparecida y otra de la que procura recopilar información antes de que se extinga, haciendo copias de archivos, anotando datos y dejando por escrito sus tradiciones”, apuntó Extramuros.


La figura de Gestoso es fundamental para la historia de la capital andaluza, pues fue durante su vida efectivo defensor del patrimonio cultural sevillano y testigo del cambio que sufría la metrópoli”, señaló.En este sentido, ya el autor indica en el prólogo que “el deseo de salvar del olvido antiguas memorias de sucesos y cosas que yacen en nuestros archivos y bibliotecas”, su “afición constante por investigar cuánto se relaciona con las famosas obras artísticas de la capital”, y el “interés en dar a conocer algunas inestimables joyas arqueológicas desdeñadas por el vulgo”, lo movieron a “tomar la pluma para llamar encarecidamente la atención pública acerca del abandono en que unas yacen, de la importancia de otras y de la interesante historia de muchas, dignas bajo todos conceptos del mayor respeto y de profunda veneración”.

El autor

José Gestoso y Pérez (Sevilla, 1852-1917) fue profesor de Concepto e Historia del Arte, vicedirector de la Academia de Buenas Letras, secretario general de la de Bellas Artes, correspondiente de las Reales Academias de la Lengua, de la Historia y de San Fernando y miembro de otras muchas instituciones culturales nacionales y extranjeras.

Como miembro y vicepresidente de la Comisión Provincial de Monumentos Históricos y Artísticos, tomó parte activa en numerosas restauraciones llevadas a cabo en edificios tan emblemáticos como la Catedral, el Alcázar o la Torre del Oro y en
1886, a iniciativa suya, se creó el Museo Arqueológico Municipal.