La difícil convivencia en el Juncal ya afecta al besamanos y al Belén

Por  0:00 h.

Desde hace unos meses, se viene detectando en el Juncal problemas de convivencia entre la hermandad y el rector, José Morón Cabello. Esto se produce después de que el templo dejara de ser parroquia y, tras pasar por un periodo en el que la hermandad continuó manteniendo y dando vida a la iglesia, tomara posesión el mencionado rector.

Este año, el horario del besamanos de María Santísima de la Esperanza fue modificado por el rector de la Iglesia, suprimiendo el horario de mañana. Según fuentes de la corporación se justificaba porque ello conllevaba un “gasto innecesario de luz”. De esta forma, el besamanos este año tuvo lugar desde las 18:00 horas y hasta las 21:00.

De igual forma, la hermandad ha tenido que montar su tradicional Belén en un local convertido en casa de hermandad tras la negativa del rector a que este se instalase en la iglesia.

La vida de hermandad, en estos momentos, se desarrolla en el nuevo local en lugar de la iglesia al igual que los priostes tienen grandes impedimentos para montar los altares de culto.

La hermandad ya ha solicitado el cambio de rector. Hasta que eso no se produzca, todo apunta a que la convivencia seguirá siendo así de difícil en una hermandad que ha demostrado, a lo largo del tiempo, que ha sido el principal – por no decir el único – sustento de la Parroquia.