La ampliación del tranvía, pendiente de «maduración técnica»

Por  10:39 h.

ImageEl Gobierno municipal sevillano sigue sin saber cómo quedará definitivamente el recorrido completo del tranvía pese a los constantes anuncios de la ampliación y la llegada del mismo a La Campana, incluidos los del propio alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín.

Las dudas en torno al trazado definitivo de los nuevos ramales -aunque el primero aún no está abierto al público- son más que evidentes a tenor de las declaraciones de los máximos responsables del proyecto, que no terminan de aclarar cuál será el recorrido total para cubrir el casco histórico de la ciudad.

El último en adentrarse en el maremágnum sobre el trayecto ha sido el vicepresidente de la Agrupación de Interés Económico (AIE) del Ayuntamiento de Sevilla, Fernando Martínez Salcedo, quien ayer admitió que el proyecto global no está fijado y aseguró que «técnicamente no se puede descartar casi nada» aún para la ampliación del tranvía por el centro urbano, ya que decisiones como la conexión con La Campana «necesitan maduración técnica».
Image“No hay contradicciones”
Martínez Salcedo apuntó, en declaraciones a Europa Press, que «en ningún caso hay contradicciones» y explicó que «hay dos situaciones bastante diferenciadas», ya que «hay decisiones que ya están maduras técnica e institucionalmente». Entre ellas, la prolongación del trayecto actual hasta San Bernardo y Santa Justa, que «es posible técnicamente y ya hay una decisión municipal al respecto», y el tramo de Barqueta y Alameda hasta la Plaza del Duque, Encarnación y Puerta Osario. Esto es, el semicírculo en la parte este del casco histórico sevillano.
Además, de estos «tramos claros, asociados a operaciones de peatonalización», el vicepresidente de la AIE se refirió a «otro segundo bloque de cuestiones que necesitan una mayor maduración técnica para que la decisión política última se produzca en los mejores términos, más favorables para la ciudad y para que el tranvía sea un medio de transporte válido en el centro».
Así, apuntó que «esto aún necesita una maduración basada en determinantes como las características del viario, la funcionalidad de las zonas y el análisis de esas alternativas a la luz del despliegue del metro», ya que «el tranvía va a conectar los flujos de transporte urbano con los de transporte metropolitano». «Esta fase de maduración técnica conllevará una decisión última por parte del Ayuntamiento y sobre esa base nos pondremos a trabajar, no es un problema de lña obra civil», recalcó.