Una de las últimas salidas del Cristo de la Exaltación desde Santa Catalina / ABC
Una de las últimas salidas del Cristo de la Exaltación desde Santa Catalina / ABC

OBRAS EN SANTA CATALINA

La Archidiócesis tendrá en cuenta la solvencia de la Exaltación en su aportación a Santa Catalina

El hermano mayor, José Manuel Marcos, ofreció explicaciones a sus hermanos sobre la importante cuantía que la hermandad debe abonar en la restauración de Santa Catalina

Por  0:49 h.

La Exaltación, en palabras del hermano mayor José Manuel Marcos, ha asegurado que «la Archidiócesis tendrá en cuenta la solvencia de la hermandad» en el caso del pago de las obras de Santa Catalina. Esta aseveración se produjo en el cabildo general extraordinario celebrado el pasado jueves 5 de abril en la iglesia de Los Terceros -las reglas de esta hermandad dicen que se deben realizar con la presencia de las imágenes, que aún permanecían en dicho templo-, convocado tras la recogida de firmas de un numeroso grupo de hermanos que buscaban una explicación a las informaciones que aseguraban que Palacio había solicitado una cantidad de 600.000 euros a la corporación del Jueves Santo por el pago de las obras del templo.

Asimismo, la junta de gobierno confirma que «se establecerá un calendario de pago viable y real». Todo esto se expuso tras la lectura pública de una carta que el secretario canciller del Arzobispado, Isacio Siguero, remitió a la corporación con fecha del 19 de enero y que fue recibida el 9 de febrero. En ella «nos informan de las cantidades destinadas a la rehabilitación de las capillas de la hermandad», comenta el hermano mayor.

En dicho cabildo se expusieron las reuniones que la junta de gobierno ha mantenido con el ecónomo, hasta llegar al 16 de marzo, momento en el que se informa a la hermandad que «el coste de las obras se han reducido más de la mitad», asegurando que «hasta que no se finalicen no se conocerá el pago exacto».

Por su parte y reconociendo que las cantidades «pueden oscilar entre 600.000 y 840.000 euros, en función de los gastos finales de la obra», el hermano mayor señaló que «no nos van a pedir más de lo que nosotros estamos haciendo», ya que este acto «no es un requerimiento, sino una simple comunicación». Añadiendo que «la hermandad viene colaborando desde hace años con una cuota en la restauración del templo» que lleva cerrado desde el 4 de junio de 2004, «donde se han pagado hasta ahora 40.000 euros».

El hermano mayor de la Exaltación y el ecónomo de la Archidiócesis firman el contrato de la primera fase de las obras de Santa Catalina

Pendientes de juicio

Se da la circunstancia de que el hermano mayor de la Exaltación es, a su vez, apoderado de la Constructora San José, que fue la encargada de la segunda fase de las obras y que denunció al Arzobispado por supuestos impagos tras no concederle el concurso de la tercera fase. El proceso, que se encuentra en el juzgado número cuatro de Sevilla, paralizó en abril del año pasado las obras de la iglesia y, aunque se levantaron las medidas cautelares y se trabaja con normalidad, han retrasado la fecha de apertura del templo. Según informó ABC de Sevilla, se preveía que los trabajos estuvieran terminados en la primavera de este año, de forma que las hermandades pudieran volver en octubre a una iglesia que lleva cerrada casi quince años. Sin embargo, la fecha que se baraja para la reapertura al culto es principios del 2019, de forma que la Exaltación pueda incluso salir de Santa Catalina en esa Semana Santa.

El Arzobispado, asimismo, expone en su escrito que si por algún motivo la constructora gana el juicio, la hermandad tendría que abonar otros 200.000 euros de la parte alícuota correspondiente, es decir, un total de 800.000 euros. En concreto, los 600.000 euros que la Archidiócesis le pide a la corporación están motivados por las obras en la capilla sacramental y la capilla en la que reciben culto las imágenes del Cristo de la Exaltación y la Virgen de las Lágrimas. La primera de ellas fue restaurada ya en 1996 por la Junta de Andalucía con ayuda de Argentaria y se conserva en buen estado pese a llevar tapiada desde 2004. No obstante, requiere de un adecentamiento, además de que durante años los bienes muebles estuvieron allí almacenados en cajas, como es el caso de los cuadros, que pudieron sacarse de allí. De hecho, uno de ellos, el Atado a la Columna de Pedro de Campaña se encuentra en la Fundación Focus Abengoa.

Todo esta aportación de la hermandad en las obras se realizaría en función del porcentaje de propiedad que alberga sobre el templo y que oscilaría en función al montante final de la cuantía de los trabajos. En Santa Catalina, la Exaltación es propietaria de la capilla de sus imágenes, la imponente capilla Sacramental y la sala sacramental que se está reformando.

José Manuel Marcos, hermano mayor de la Exaltación

Acusación a las filtraciones

Por su parte, el hermano mayor José Manuel Marcos añadió y culpó a las filtraciones «distorsionadas» a la prensa que se realizaron semanas después de la emisión del documento. Las mismas «ocasionan un gran daño hacia la imagen de la hermandad y del Arzobispado y afectan al compromiso que había adquirido el señor ecónomo con la hermandad». Así, señaló directamente a los presentes del hecho anteriormente comentado: «Los culpables de que la información se haya filtrado somos nosotros, estamos aquí».

Ante esto y ante las preguntas de algunos hermanos que pidieron explicaciones públicas por parte de la corporación en los medios de comunicación, Marcos fue tajante: «No voy a hacer nunca declaraciones en la prensa, no voy a participar de ese circo».

Por otro lado, un gran número de hermanos realizó un alegato a la unidad de la corporación que vive momentos internos difíciles en una hermandad que celebrará elecciones el próximo mes de junio.

 

 

Redacción

Redacción

Redacción

Últimas noticias deRedacción (Ver todo)