María Bolaños presenta esta obra / EUROPA PRESS

La Roldana, una mujer pionera en el Museo Nacional de Escultura

El Ministerio ha adquirido esta obra que supone el plato fuerte de los actos previstos por el museo con motivo del Día de la Mujer

Por  0:02 h.

El conjunto escultórico «La Cabalgata de los Reyes Magos», de la sevillana Luisa Roldán, una de las figuras más destacadas del barroco español, se ha convertido en la primera obra firmada por una mujer expuesta en el Museo Nacional de Escultura, después de que haya sido adquirida por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte para su protección y conservación por un importe de 120.000 euros.

Se trata de un conjunto de 19 piezas talladas en madera de cedro dorado y policromadas que representan a los heraldos de los reyes y sus escuderos, así como a los propios magos de oriente. Asimismo, se incluye un cuarto rey, el de Tharsis, que en lugar de aparecer vestido a la moda de la antigüedad, lo hace con ropajes propios de la época de Felipe II, a quien se llegó a comparar en su día con el rey Salomón y para lo que se recupera el mito del antiguo reino de Tartessos en el sur de la península ibérica para compararlo con la monarquía hispánica de los Austrias.

Estas piezas debieron formar parte de un conjunto mayor hoy descabalado que se enmarcan en la etapa andaluza de Roldán y debido a su uso ornamental en nacimientos navideños a lo largo de los siglos precisan de «mucha intervención», por lo que sólo unas pocas piezas se exhiben ya en el denominado Rincón Rojo del Colegio de San Gregorio, uno de los tres edificios que forman el complejo del museo vallisoletano, mientras el resto se encuentran en fase de restauración, como ha explicado el responsable de la colección, Miguel Ángel Marcos, quien ha subrayado además que se trata de un nacimiento formado por piezas individuales «al modo hispano», diferente de los napolitanos.

De hecho, uno de los heraldos del conjunto monta sobre un caballo realizado posteriormente y que sustituyó al original probablemente por el deterioro de éste. A finales de 2017 el Ministerio solicitó permiso de exportación para su posterior adquisición, ya que se trata de un tipo de esculturas elaboradas para colecciones privadas, frente a la mayor parte de fondos del museo que proceden de la desamortización de bienes de la Iglesia acometida por el Estado en el siglo XIX. En este sentido, Marcos ha subrayado que se trata de un “milagro” que estas piezas hayan llegado hasta la actualidad.

Nacida en Sevilla en 1652, Luisa Roldán era hija del afamado escultor Pedro Roldán, con quien la artista hubo de pleitear para lograr casarse con el también escultor Luis Antonio de los Arcos, tras lo que ambos se desligaron del taller de Roldán y abrieron el suyo propio con la ayuda del hermano de Antonio, Tomás de los Arcos.

Las obras de su primera etapa apenas pueden desligarse de las labradas por Pedro Roldán y su taller, mientras que en las realizadas en su estancia en Cádiz entre 1684 y 1689, se muestra un estilo personal más movido y sentimental que el paterno, especialmente adecuado para los pequeños formatos.

ESCULTORA DE CÁMARA

Con sus alhajas de escultura realizadas en barro cocido y policromado obtuvo el favor cortesano que se inicia con su traslado a Madrid a comienzos de 1689 y culmina con su nombramiento como escultora de cámara del rey Carlos II en octubre de 1692, ocupación que mantendría con la llegada de la dinastía Borbón de la mano de Felipe V en 1701. En 1706, el mismo año de su muerte, fue elegida miembro de mérito de la Accademia di San Luca de Roma.

Además de los grupos de carácter devocional, practicó también la escultura de gran formato y las figuras para nacimientos, habitualmente en barro, pero también labradas en madera. La directora del Museo Nacional de Escultura, María Bolaños, ha significado la tradicional ausencia de la mujer en estos espacios expositivos por ser consideradas «a menudo como artistas menores», algo que ha rechazado al afirmar que «también se exponen muchas obras de artistas masculinos que también son considerados menores».

Así, aunque el hecho de incorporar al de Escultura la primera obra de una mujer «sería trascendental en cualquier época», ha enfatizado que su inclusión coincida con la celebración, este jueves, del Día Internacional de la Mujer, para el cual se han programado una serie de actividades en el museo que tienen por «plato fuerte» la exhibición en el Rincón Rojo de este conjunto de piezas de Luisa Roldán.

Así, se han propuesto distintas microvisitas para abordar ‘¿Por qué no hay escultoras en la colección del Museo?‘ el día 8 a las 12.00, 13.00, 17.00 y 18.00 horas, a las que se sumarán otras los jueves 15 y 22 y los viernes 16 y 23 a las 12.30 horas para conocer las piezas expuestas de Luisa Roldán.

También el día 8, a las 19.00 horas la catedrática de Cultura Española en la Marquette University de Wisconsin (Estados Unidos) Eugenia Afinoguenova impartirá la conferencia ‘El cuerpo, la mirada, la mano y la palabra de la mujer en la historia del Museo del Prado. La entrada a la conferencia, que se celebrará en el salón de actos del Palacio de Villena –otra de las sedes del museo–, será gratuita hasta completar el aforo.