Señor de la Oración en el Huerto de Montesión por la Carrera Oficial / RAÚL DOBLADO
El Señor de la Oración en el Huerto de Montesión por la Carrera Oficial / RAÚL DOBLADO

REFORMA DE LA SEMANA SANTA

La calle Tetuán, descartada como alternativa para una reforma de la Carrera Oficial

No ofrece garantías de seguridad al carecer de suficientes vías de evacuación, por lo que planes como el de Creagh no saldrían adelante

Por  0:53 h.

Sobre la mesa de la junta superior del Consejo de Cofradías hay ahora mismo cuatro planes de reforma de la Carrera Oficial. Dos de ellos han sido presentados de forma externa y otros dos han sido elaborados por los propios consejeros. La hoja de ruta de la institución que preside Joaquín Sainz de la Maza pasa por terminar de definir los últimos detalles de horarios e itinerarios para la próxima Semana Santa y, después del Domingo de Resurección, definir qué proyectos (entre dos y tres) serán expuestos a los hermanos mayores a corto plazo para que sean estos quienes decidan cuál es el más adecuado o, en su defecto, continuar con la actual configuración.

Hasta el momento, el Consejo guarda con celo el contenido de esos cuatro planes aunque ABC de Sevilla ha podido conocer que todo proyecto que contemple la calle Tetuán como alternativa a Sierpes se descarta automáticamente ya que esta vía, a pesar de presentarse como solución a los problemas por su anchura, carece de suficientes vías de evacuación, tal y como ya le ha indicado el Cecop al Consejo de Cofradías. Además, está el conflicto que supondría con los comercios de la calle, que tendrían que cerrar sus establecimientos y se trata de grandes firmas, no negocios tradicionales como en Sierpes.

Es por ello por lo que, ya de partida, el proyecto de Jesús Creagh -que contempla una Carrera Oficial desde Villasís a la Catedral, pasando por la Campana, Tetuán, Plaza Nueva, Avenida de la Constitución y Fray Ceferino-, no será uno de los que se someta a los hermanos mayores para su aprobación. El que fuera hermano mayor de la Cena y comisionado de San Esteban presentó este lunes su conocido proyecto en la Cámara de Comercio. Una cita a la que acudieron varios hermanos mayores pero nadie del Consejo, al que ya expuso su idea pasada la Semana Santa de 2017 y que otra vez, se guardará en un cajón.

Otros proyectos

Además del «Plan Creagh», hay otro proyecto que ha sido puesto sobre la mesa y que se considera irrealizable. Se trata del que contempla una carrera oficial cuyo punto de partida sería la zona del Archivo de Indias (ya fuera en el Teatro Coliseo o la plaza del Triunfo), entrada en la Catedral por San Miguel, salida por el Bautismo y continuar por la Avenida y la plaza de San Francisco. Pese a que en materia de seguridad contaría con todas las bendiciones, habría que eliminar una enorme cantidad de sillas y generaría un grave problema económico.

Otra alternativa presentada es el de la Carrera Oficial a la inversa. Con el experimento del Martes Santo de este año, hay quien considera que comenzar en la Catedral y terminar en la Campana (con cambios de orden, recorridos y horarios) solucionaría los problemas. Sin embargo, también hay quien le ve graves errores de funcionalidad ya que, por ejemplo, un día como el Jueves Santo sería inviable dado que casi coincidirían en la Campana Pasión y el Silencio.

Otra cuestión es el conocido «Plan Magdalena», promovido entre otros por Manuel Bermudo y diseñado por el arquitecto Antonio Martínez Alaya, que trasladaba el inicio de la Carrera Oficial a la plaza de la Magdalena, para continuar por Méndez Núñez, Plaza nueva y Avenida de la Constitución. Este plan se retomó en 2008 en vistas a las posibles obras del Metro en la zona del Duque, lo que obligaba a abandonar la Campana. Sin embargo, ni siquiera ha sido puesto sobre la mesa en esta ocasión.

San Benito pasando por la Campana / J. M. SERRANO

La idea que cobra fuerza

A falta de conocer cuáles son en concreto los planes que tiene en estudio el Consejo, y si son diferentes a los expuestos anteriormente, las dificultades que entraña una reforma a gran escala de la Carrera Oficial -tanto económicas como por falta de tiempo, además de la ausencia de un proyecto que aúne todos los intereses-, invita a pensar que la solución pasa por conservar la configuración actual puliendo los defectos que actualmente tiene. Es decir, habría que eliminar un mayor número de sillas en Sierpes, en torno a mil (una fila en aquellas zonas más saturadas), no las 227 que este año se han retirado para evitar causar un perjuicio mayor a los abonados. Además, la Campana necesitaría probablemente de mejoras en las vías de evacuación. Pero, sobre todo, la clave estaría en una reforma integral de la nómina de la Semana Santa.

Esto es no modificar el decorado pero sí los actores que pasan por él. Hay hermanos mayores que miran con recelo un cambio radical de la Carrera Oficial, ya sea por lo que conllevaría el esfuerzo económico o la premura de tiempo de diseñar un espacio para más de 30.000 personas (a las que habría que mover de lugar), cumpliendo con todas las garantías de seguridad, en otro emplazamiento. Y, por supuesto, las negociaciones entre hermandades para modificar el orden, los itinerarios y los horarios nuevos. Otra opción en la baraja es situar el palquillo en la embocadura de Sierpes y crear una nueva zona de acceso en la Campana por Martín Villa.

Javier Macías

Javier Macías

Coordinador en Pasión en Sevilla
Redactor de ABC. Coordinador de Pasión en Sevilla