La Castrense afianza su camino en solitario al Rocío

La crónica de la salida de la hermandad del Rocío Castrense

Por  11:47 h.

Ya está en marcha la sexta filial que parte desde Sevilla hacía la Virgen del Rocío. Una hermandad que representa a todo un ejército del país y que no pertenece a la Archidiócesis de Sevilla, sino a la Castrense.

Con sede en el acuartelamiento de Tablada, un lugar difícil de acceder al ser un recinto privado, puede mermar de alguna manera, la hora del crecimiento de esta corporación que cumple 25 años como hermandad y 4 como filial. Una salida realizada de forma privada, en la intimidad, tan sólo con sus hermanos y los propios medios de comunicación.

En este martes de fiesta, se ha visto la popularidad del barrio del Cerro y la intimidad del Rocío Castrense, pero de ahí su grandeza de ir creciendo poco a poco.

A las nueve y media de la mañana, tras concluir la misa de romeros, el Simpecado se ponía en la calle portado por su hermano mayor. Como testigos, sus hermanos y los titulares de San Isidoro, plasmados en esos dos azulejos que lucen en la fachada principal del templo.

Una hermandad alejada de la ciudad que ha salido de la capital minutos después de finalizar la misa de romeros. El Simpecado  de Francisco Carrera Iglesias era entronizado en la carreta. No hubo los tradicionales vivas, ni tampoco cohetes, pero sí iniciaban el camino con las sevillanas que interpretaron los miembros del coro.

Uno de los priostes de San Esteban, que portaba la guitarra, se unió a los dos tamborileros para cantar y animar delante de la carreta en los primeros compases del camino. Detrás, peregrinos en promesa, incluso uno que portaba una gran maleta militar al que no le faltaba ni un detalle, ni la caña para tocarla cuando se tercie el momento. Eso sí que es una auténtica peregrinación.

Cruzaron el cuartel con imágenes curiosas como el avión colocado en la puerta de entrada del acuartelamiento de Tablada hasta abandonar la ciudad por San Juan de Aznalfarache. Continuaron por Acuartelamiento de Tablada, Guillermo Jiménez Sánchez, Bermúdez de Castro, Barberán y Collar

Casi un lustro ya caminando en solitario. de esta hermandad humildad que trabaja con una gran ilusión. Aunque no pertenezca a la Archidiócesis, si cuenta con una gran parte en su nómina de sevillanos.