Fachada principal de la capilla de la Estrella con el edificio colindante / HDAD. ESTRELLA
Fachada principal de la capilla de la Estrella con el edificio colindante / HDAD. ESTRELLA

La Estrella decidirá el 12 de junio sobre el proyecto de obras y reformas en sus dependencias

La hermandad pretende llevar a cabo un proyecto de reformas en la capilla y la casa hermandad

Por  16:16 h.

La hermandad de la Estrella ha convocado a sus hermanos para el 12 de junio, con el fin de decidir sobre el proyecto de reforma y ampliación de las dependencias de la corporación. En la convocatoria podrá conocer el lugar y horario de la celebración del cabildo.

Del 4 al 8 de junio, la junta ha organizado unas actividades para poder conocer de primera mano el proyecto de obras en una exposición pública, tanto de la casa hermandad como de la capilla, además de celebrarse dos reuniones informativas el 6 y 10 de junio respectivamente. 

Sin duda, este proyecto es uno de los más ambiciosos de la Estrella en las últimas décadas. El hermano mayor, Manuel González, publicaba hace unos meses una carta en las que explicaba las novedades sobre el asunto y las obras «con la obra de ampliación gracias a Dios seguiremos necesitando trasladarnos para realizar nuestro Quinario y Función Principal, y nuestros benditos nazarenos seguirán necesitando otros espacios, porque no cabrán». Una capilla que sin embargo contará «con el doble de capacidad, una Capilla en la que Jesús de la Penas tendrá absoluto protagonismo,pues no habrá que entrar ‘a buscarlo’, una Capilla con un espacio delimitado para el coro y en la que nuestros queridísimos ‘niños de la catequesis’ no tendrán que oír la misa dominical sentados en el suelo, una Capilla en la que para mover uno de nuestros pasos no tendremos que mover el otro».

A esto se suma la instalación de un ascensor «que permita a nuestros hermanos más mayores y a aquellos que tienen problemas físicos poder disfrutar de todo lo que les ofrece su Hermandad. A nivel de Casa de Hermandad doblaremos nuestras instalaciones, lo que permitirá que las distintas áreas de actividad, mayordomía, secretaría, catequesis, coro, escolanía, bolsa de caridad, costura, etc… cuenten con espacios para poder seguir creciendo».

El bar contiguo

Uno de los principales escollos era el local que es propiedad de la hermandad y que tiene contrato en vigor hasta 2026 «con el objeto de que las obras afectaran lo menos posible la actividad del bar vecino nos propusimos una vez teníamos libertad absoluta para actuar en el número 39, llegar a un acuerdo con sus arrendatarios para que cesaran su actividad durante el tiempo de realización de las mencionadas obras, reanudándolas luego hasta el final de su contrato, enero del 2026. Para saber exactamente qué tipo de acuerdo podríamos plantear contamos con un abogado especialista en urbanismo, Antonio Eduardo Tornay, que nos preparó una propuesta».

La carta explica que la hermandad designó para llevar acabo toda la negociación con los arrendatarios y representantes de Cervecería la Grande al ex hermano mayor y medalla de honor, Rafael Medina Cabral, «que durante más de un año y medio ha luchado por sacar adelante la propuesta con el celo y cariño a la hermandad que todos le reconocemos. Sin embargo, en el mes de septiembre del pasado año nos encontramos con la desagradable noticia de que después de haber cedido en muchas de sus pretensiones, después incluso de haber retrasado a petición suya hasta abril del 2019 el inicio de obras para que tuvieran mejores condiciones en su cese de actividad y después de haber llegado a un acuerdo válido para ambas partes, los señores arrendatarios pusieron sobre la mesa nuevas e inaceptables condiciones para cesar su actividad con lo que desgraciadamente nos vimos abocados a abandonar la negociación sin llegar a acuerdo».

La Virgen de la Estrella por la calle San Jacinto / ROCÍO RUZ

Dos fases de obras

Este hecho provocó que la hermandad retomara de nuevo todo el proyecto. «Tanto la comisión técnica como la asesoría jurídica consultada, confirmaron la viabilidad de acometer las obras de manera que, proyectadas en dos fases, no sólo eran compatibles con el mantenimiento de la actividad del bar hasta el cese del contrato de arrendamiento, sino que además mejoraban el marco económico y de gestión en la tramitación de la preceptiva licencia».

Ante todas estas nuevas posibilidades que se vislumbraban en el futuro de este proyecto, el pasado noviembre la Estrella solicitó proyectos a estudios de arquitectura «que debían cumplir con un programa de necesidades aprobado por la Junta de Gobierno, en el que se reflejaban todos aquellos elementos que deben estar presentes en nuestra Capilla y Casa de Hermandad en el siglo XXI».

Tras ello, «la comisión técnica, una vez analizadas las propuestas presentadas, decidió emitir un dictamen con una valoración, poniendo de manifiesto la calidad e idoneidad de los proyectos estudiados. Posteriormente la junta de gobierno seleccionará el proyecto o los proyectos que vayan a someterse a la decisión de los hermanos en Cabido General».