Los romeros acompañan a la Virgen de Valme hacia Cuarto / L.M.

DOS HERMANAS

La hermandad de Valme recurre la restricción del lanzamiento de cohetes en las vísperas

Los romeros recuerdan que es una práctica que se remonta a 1894 y creen que se trata de una decisión «discrecional»

Por  0:10 h.

La hermandad de Nuestra Señora de Valme de Dos Hermanas ha recurrido la notificación emitida por la Jefatura de la Policía Local, en la que se indicaba que el lanzamiento de cohetes con motivo de la celebración de la romería quedaba restringido al fin de semana de la propia fiesta, es decir, a los días 13, 14 y 15 de octubre. La corporación religiosa informado de que, a través de estas alegaciones presentadas el pasado martes en el Ayuntamiento nazareno, han expresado su disconformidad con la medida adoptada por las autoridades municipales para el presente año, recordando así que desde el origen de la romería en 1894, uno de los «elementos característicos de esta fiesta y de sus vísperas» ha sido el anuncio de los cultos y romería mediante el lanzamiento de cohetes, «socialmente admitido y habitualmente esperado por los innumerables devotos de la Virgen».

En el escrito, que se extiende a lo largo de diez páginas, la hermandad recalca que nunca antes se había recibido una comunicación en tal sentido, «ni mucho menos en unos términos tan restrictivos», recordando así que, en estos últimos tiempos, la propia hermandad había decidido ir reduciendo «gradualmente» el disparo de estos cohetes y se había eliminado hace ya años el disparo de estos artefactos al terminar los cultos «para evitar molestias al vecindario por la noche». De esta forma, los disparos habían quedado hasta ahora concentrados en dos momentos concretos del día: uno a las doce del mediodía coincidiendo con el Ángelus y otro en torno a las 20.45 horas, para el inicio de los cultos, salvo el día de la romería en el que son habituales desde primera hora de la mañana.

Asimismo, han formulado también alegaciones de carácter jurídico, exponiendo los «defectos de forma y contenido» de que adolece la notificación practicada, fundamentalmente por la falta de motivación de la decisión adoptada y la infracción de los principios de buena fe y confianza legítima, «al apartarse del criterio mantenido y consolidado durante muchos años con pleno conocimiento y aquiescencia de la Administración municipal».

Decisión «discrecional»

La hermandad defiende en su recurso que la normativa invocada para restringir el disparo de cohetes «no impide que se pueda continuar realizando en la forma acostumbrada», que fue la solicitada por la hermandad y considera, por tanto, que la decisión de limitarlo este año a los tres días indicados ha sido «enteramente discrecional» pues no está obligada por ninguna disposición legal o reglamentaria.

Finalmente, en el escrito de alegaciones, la corporación lamenta el poco tiempo con el que se le ha sido notificada esta restricción «tan severa», al haberse dado un «ínfimo margen de tiempo», cuando ya estaba todo previsto y organizado para proceder como siempre había venido haciendo. La notificación se efectuó, de hecho, el mismo día en que se tenía previsto iniciar el disparo de cohetes, es decir, el 6 de octubre.

Por esta razón, la hermandad ha querido aclarar que, debido a la premura de tiempo, no han tenido otro camino que el de «acatar por este año» la decisión notificada, si bien reitera que «no la comparte», pues «supone alterar uno de los elementos característicos» de la romería de Valme y sus vísperas. Piden, además, que de cara al próximo año, esta decisión sea rectificada, volviendo a la situación tradicional, previo al «diálogo que resulte oportuno y que, en la presente ocasión, lamentablemente no ha existido por parte de las autoridades municipales».

El Gobierno municipal explicó que se había tomado esta decisión teniendo en cuenta una serie de «recomendaciones» de tipo medioambiental y de seguridad, así como también para atender a una parte de la población que se muestran contrarias al lanzamiento de estos cohetes. De cualquier forma, esta limitación no ha impedido que los disparos se hayan efectuado, pues durante toda la semana se han escuchado cohetes a determinadas horas del día en el centro de Dos Hermanas.