Cristo del Calvario en San Pablo / JAVIER COMAS
Cristo del Calvario en San Pablo / JAVIER COMAS

REFORMA DE LA SEMANA SANTA

La Madrugada de 2018 comienza a ver la luz

Para evitar los cruces, la Macarena dejaría Cuna el Calvario iría por Gravina y el Silencio daría un rodeo por la Concordia

Por  12:51 h.

Es el principal reto del Consejo de Cofradías y el Cecop para la próxima Semana Santa. La reforma de la Madrugada es fundamental y la gran prioridad. Durante meses, las negociaciones no han tenido apenas avance e incluso se llegó a especular con que no habría ningún cambio, algo que no acepta el Ayuntamiento más aún tras las avalanchas ocurridas este año.

Sin embargo, en la reunión del pasado 16 de noviembre el asunto se desbloqueó. La propuesta que lanzó el delegado de la Madrugada, José María Cuadro, ha tenido buena acogida entre los hermanos mayores, según avanzó este lunes El Llamador de Canal Sur Radio. El caballo de batalla es solucionar los dos cruces problemáticos: el de San Pablo y el de Cuna-Laraña. Para solucionar el primero, se propone que el Calvario llegue a la Campana discurriendo por Canalejas, Gravina, Pedro del Toro, el Museo y Alfonso XII. Esto permitiría a la Esperanza de Triana tener más espacio para meter la cofradías y dejar pasar, así, al Gran Poder desde Zaragoza hasta Gravina. No obstante, esta modificación conllevaría otro cruce, de menor entidad y riesgo, que sería el del Calvario con el Silencio en Alfonso XII. Esta última, de regreso al templo, tendría que dar un pequeño rodeo por Aponte, Jesús del Gran Poder, plaza de la Concordia y Santa Vicenta María, para permitir el paso a la cofradía de la Magdalena.

Por su parte, para el segundo cruce problemático, el de Cuna-Laraña-Orfila, la solución la tendría en la mano la hermandad de la Macarena. Ésta dejaría de pasar por la calle Cuna para hacerlo o por Puente y Pellón o por la Alfalfa. La victoria de José Antonio Fernández Cabrero en las pasadas elecciones del 12 de noviembre ha abierto la puerta a esta solución ya que este candidato era partidario de cambiar el recorrido en pro del beneficio de toda la jornada, algo a lo que el otro aspirante a hermano mayor, Santiago Álvarez, no contemplaba en su programa. De esta forma, si la Macarena deja de pasar por Cuna, permitiría que los Gitanos tenga más espacio para meter a su cofradía camino de la Carrera Oficial y la Macarena, a su vez, no tendría el parón habitual en el cruce.

Este avance en las negociaciones invita a ser optimistas, si bien aún queda ratificarlo en una próxima reunión que tendrá lugar este jueves y superar el obstáculo del Calvario, que de momento es reacia. Esta reforma de la Madrugada tendría validez para un año, ya que para 2019 se espera que haya una reestructuración global de la Carrera Oficial para toda la Semana Santa.

Javier Macías

Javier Macías

Coordinador en Pasión en Sevilla
Redactor de ABC. Coordinador de Pasión en Sevilla