La memoria…duele

Por  14:49 h.

Image

Se conmemora el LXXV Aniversario del incendio en la Parroquia de San Julián acaecido en 1932. En ella se perdieron importantes joyas del patrimonio material del templo y de la propia hermandad. El fuego acabó con la Virgen de la Hiniesta gloriosa, con la dolorosa y con el crucificado de la Buena Muerte. La devoción a los titulares continuó en el barrio, por eso, hoy, la Hermandad de la Hiniesta quiere celebrarlo, aunque, la memoria… duela.

Hoy la Hermandad de la Hiniesta celebra una Eucaristía en acción de gracias oficiada por el Rvdo. Juan Manuel Cazorla Baena, párroco y director espiritual de la hermandad del Domingo de Ramos.