La muralla de la Macarena estará restaurada a comienzos de 2008

Por  3:04 h.

Image Las obras de rehabilitación que se están ejecutando en la muralla de la Macarena estarán terminadas a comienzos de año, según han confirmado fuentes municipales. Dichos trabajos comenzaron a finales del pasado mes de enero, afectan al lienzo de muralla comprendido entre las puertas de la Macarena y la de Córdoba y tienen un presupuesto de 1,445.376 euros.

Aunque la muralla de la Macarena fue sometida hace varias décadas a un importante proyecto de recuperación, el estado que presenta en la actualidad ha hecho necesaria la intervención del Ayuntamiento que en enero de este año acometió obras de rehabilitación integral del lienzo más cercano a la iglesia de San Hermenegildo, en plena ronda histórica.
Buen ritmo
Fuentes municipales han confirmado que las obras avanzan a buen ritmo y que ya ha finalizado el movimiento y extracción de tierras que colmataban el espacio comprendido entre la muralla y la barbacana, conocido como liza.
Tanto la cara exterior del antemuro como la parte baja de la muralla principal se encuentran en buen estado y se puede apreciar la escala original de todo lo que fue la estructura defensiva de la ciudad.
Villa romana y mosaico
Además, las obras que se están llevando a cabo en la muralla han permitido seguir ahondando en la rica historia de Sevilla. De hecho, durante los trabajos de adecentamiento, los arqueólogos han encontrado restos de una villa romana de la época alto-imperial.
No ha sido ese el único hallazgo arqueológico ya que también han aparecido restos de un mosaico que ya está siendo restaurado.
Desde Urbanismo se ha señalado que con el proyecto de rehabilitación se pretende continuar con los mismos tratamientos urbanos que comenzaron hace dos décadas y que en aquella ocasión afectaron a las dos terceras partes de ese área monumental. El criterio que se aplicó entonces se basó en las excavaciones propiamente dichas y en la supervisión arqueológica en las áreas más cercanas a la muralla especialmente en el posible emplazamiento de la primitiva puerta de Córdoba y en el interior de la liza.
No obstante, los trabajos irán más allá de las excavaciones y de la supervisión arqueológica ya que se procederá a limpiar y adecentar ambos alzados de muralla rehaciendo los cajones de tapial que se encuentran más deteriorados.
Adoquines
Las obras que se están ejecutando dos décadas después de las que se acometieron para recuperar los lienzos que quedan de lo que fue la muralla de Sevilla, cuyo estado era preocupante, incluyen además la recuperación de la cota interior original de la liza que será pavimentada con pequeños adoquines. Cuando esa actuación está terminada se permitirá recorrer ese espacio.
Para ello, el Ayuntamiento instalará dos cancelas en los extremos con el fin de regular el tránsito de visitantes y de prevenir el vandalismo.
Precisamente los lienzos de muralla en los que el Ayuntamiento está actuando ha servido de albergue a varias personas que durante años han tenido en esa zona y en los jardines colindantes su hogar.
Más luz y más vegetación
El proyecto contempla además la instalación de un alumbrado artístico. Precisamente el alumbrado ha sido una de las últimas actuaciones acometida en la muralla gracias a un convenio suscrito en su día entre el Ayuntamiento y Sevillana. El sistema que está previsto instalar ahora permitirá resaltar los lienzos de muralla.
Paralelamente, se llevarán a cabo varias plantaciones con el fin de dotar a esa zona de Sevilla de más espacios verdes.
En lo que se refiere a las actuaciones urbanísticas que se desarrollarán coincidiendo con la rehabilitación que se están acometiendo en estos meses, se procederá a ampliar el acerado de la calle Macarena a lo largo del trazado de la muralla, eliminando el aparcamiento indiscriminado que se registra en la actualidad.
Ello posibilitará proteger mejor el monumento y que éste pueda ser contemplado con menos dificultad y en su integridad.
Igualmente, los setos que actualmente separan el acerado del jardín que ahora existe serán trasplantados al límite del acerado para ampliar la zona verde.
Visitas
El Ayuntamiento ya ha adelantado que las visitas al interior de la muralla comenzarán desde la Puerta de Córdoba. En su interior podrían tener cabida distintas actividades.
De momento, el Ayuntamiento señala que se podría instalar una exposición permanente sobre las murallas de la ciudad, su historia y evolución de los sectores que permanecen en pie.
Además, después de visitar esa posible sala expositiva, se podría continuar por la liza recorriendo ese espacio entre la muralla y la barbacana, lo que permitiría contemplar ambas en su verdadera dimensión. Desde ese espacio se podría, igualmente, contemplar ambas en su verdadera dimensión y escala así como el almenado y las saeteras, hasta llegar a la Puerta de la Macarena, terminando la visita en la torre blanca, desde cuya terraza podrá contemplarse una vista poco conocida de la parte histórica de la ciudad así como de su entorno.
El propio Ayuntamiento ha recordado que las obras que se ejecutaron hace veinte años supusieron principalmente la restauración completa de la cara interior de la muralla, entre las puertas de Córdoba y de la Macarena.
No obstante también se actuó en la parte exterior, es decir, la visible desde la ronda histórica. En esa parte se llevaron a cabo tareas de recuperación de la barbacana y de la liza, urbanizándose todo el