Imagen de la iglesia desalojada para el inicio de las obras / FRANCISCO JAVIER FOTÓGRAFO

DOS HERMANAS

La parroquia de los Ángeles de Montequinto, en obras durante este verano

Se está procediendo a la sustitución de la solería de toda la iglesia mayor

Por  0:00 h.

La iglesia mayor de la parroquia de Nuestra Señora de los Ángeles y San José de Calasanz de Montequinto (Dos Hermanas) está de obras desde este pasado miércoles, 1 de agosto, para la sustitución de la solería de toda esta nave principal. Los trabajos van a consistir en la colocación de un suelo de mármol, ya que el actual pavimento, conformado por losas de gres, se encuentra en mal estado con algunas piezas sueltas y rotas.

Según explicó el párroco don Francisco Javier Nadal Villacreces a Pasión en Sevilla, está previsto que las obras se prolonguen durante todo este mes de agosto, sin descartarse que estas actuaciones puedan aún continuar en las primeras semanas de septiembre, al objeto de ir cerrando los trabajos que queden pendientes.

Además de la sustitución de la solería, la intención de la parroquia es poder cambiar la puerta de entrada por otra de mayores dimensiones, con el fin de que puedan salir por ella pasos procesionales. En concreto, permitiría a la agrupación de la Humildad y Pilar poder salir desde su parroquia, pues en esta pasada Cuaresma tuvo que hacerlo desde una nave municipal ante la imposibilidad de iniciar su procesión desde el templo por estas circunstancias. De cualquier forma, esta obra aún no está confirmada, según explicó el reverendo sacerdote, pues dependerá de los donativos que se consigan recaudar para tal fin.

Pese a las obras, las misas, actos y demás actividades propias no se han suspendido en esta parroquia de Montequinto, ya que las mismas se han trasladado hasta la capilla del sagrario, anexa a esta nave central ahora en plena reforma. Allí, de hecho, se encuentran también, hasta que finalicen los trabajos, el Simpecado de la hermandad del Rocío y las imágenes a las que se les rinde culto en esta parroquia, como son la Virgen de los Ángeles, la Virgen del Pilar y la Virgen de Caacupé.

Se da la circunstancia de que este traslado de imágenes ha devuelto a los feligreses una estampa del pasado, pues tal y como ocurriera antaño, Nuestra Señora de los Ángeles vuelve a estar ahora a los pies del crucificado de la Esperanza, que se encuentra en esta capilla.