La Virgen de la Salud de San Gonzalo pasando por el Postigo el 7 de octubre / V. GÓMEZ

SEGURIDAD

La Policía fija el punto más crítico en el Postigo y lo afora en 435 personas

El Ayuntamiento ha instalado en Arfe el mismo sistema que se usa en los Sanfermines para controlar las bullas. En San Gonzalo hubo 12 aglomeraciones

Por  2:32 h.

Durante el último mes, los empleados del mercado de Arfe han sido testigos del trabajo realizado por varios agentes de Policía de Pamplona en el Arco del Postigo. Sus movimientos por la zona eran constantes observando fachadas, tejados y cornisas. Pero el enigma no se resolvió hasta hace poco más de una semana. Se trataba de una unidad que ha venido desde la capital navarra a Sevilla para instalar un sistema de videovigilancia en los alrededores de Almirantazgo con motivo la procesión de la Virgen de la Salud de San Gonzalo para su coronación. Pero, ¿por qué los policías que han instalado estas cámaras son de Pamplona? La duda ya está resuelta: el Ayuntamiento ha contratado el mismo sistema de control que se emplea en los Sanfermines desde hace dos años para realizar conteos de personas y analizar el flujo de las bullas. Se trata de unas cámaras que captan una imagen cenital y todo el sonido que se produce debajo de ellas al mismo tiempo que contabilizan con exactitud las personas que van en cada dirección. Esta fórmula sirvió, por ejemplo, para localizar a los presuntos violadores sevillanos durante los encierros de San Fermín de 2016. Los cinco acusados por violar en grupo a una joven de 18 años en un portal de Pamplona fueron identificados gracias a los movimientos que habían realizado en las zonas controladas por las cámaras cenitales, cuyo nivel de precisión es de una altísima calidad.

El éxito de este sistema ha llevado a la Delegación de Movilidad del Ayuntamiento ha contratar una prueba con motivo del traslado de la Virgen de la Salud a la Catedral para su coronación, ya que lo que busca el Ayuntamiento es conocer el comportamiento de estas cámaras en una situación de baja luminosidad, sobre todo de cara a la próxima Madrugada. Tras varias mediciones realizadas, la Policía ha concluido que el punto más crítico de la Semana Santa de Sevilla es el Arco del Postigo y la calle Arfe, por lo que el Ayuntamiento ha apostado por este enclave para llevar a cabo el ensayo. Y los resultados son sorprendentes.

Las cámaras captaron entre las 21 y las 22 horas del pasado sábado un flujo de 1.878 personas pasando desde la calle Arfe hacia la Catedral, mientras que en el sentido contrario se contabilizaron en esta misma franja de tiempo 1.795 personas. Esto quiere decir que dentro del Arco se quedaron 83 personas durante el paso de la Virgen, ya que la anchura del cortejo impedía una concentración mayor. Además, durante esa hora se produjeron tres aglomeraciones en el Postigo y nueve en la calle Dos de Mayo. Es decir, antes de entrar en el Arco hubo más bullas que en el propio estrechamiento de la calle. Esto se debe a las medidas de aforamiento que llevó a cabo el Cecop, que han permitido también estipular un número cerrado de personas para este enclave en función de los flujos que soporta: 435.

Graban a oscuras

Sin embargo, lo más importante de este ensayo es que se ha comprobado que las cámaras dan un resultado muy fiable en la oscuridad. Esta era la principal duda que generaba el dispositivo porque hasta ahora sólo se ha puesto en práctica en San Fermín, donde los encierros se celebran por la mañana y las calles están plenamente iluminadas durante la noche. Durante la Madrugada en Sevilla, las cofradías suelen discurrir en penumbra, lo que dificulta la vigilancia, por lo que la fiabilidad de estas cámaras sin luz en la calle era la principal incógnita de las pruebas realizadas. El Ayuntamiento tiene claro que no se va a adulterar la tradición de hacer estación de penitencia a oscuras y, de hecho, ha iniciado ya un expediente de contratación de un tipo de farolas que se pueden controlar desde una centralita para apagarlas cuando esté llegando el paso y volver a encenderlas cuando se haya ido. Pero a eso añadirá el éxito de estas cámaras, que captan con bastante certeza todos los movimientos que se producen bajo su foco.

Según han indicado a este periódico varios empleados del mercado de Arfe, los agentes que han instalado el dispositivo les explicaron que ya habían hecho una prueba anterior en la última Feria de Abril, concretamente en algunas casetas privadas que se utilizaron como experimento, pero que en esta ocasión han desplazado más medios, principalmente un software que permite mejorar las prestaciones de la grabación. En concreto, han montado tres cámaras cenitales en las esquinas del Arco del Postigo y otras tantas en Dos de Mayo, para lo que han contado con la colaboración de los Bomberos, ya que una de ellas hubo que situarla a una altura importante en el tejado de las Atarazanas.

Fuentes de la propia hermandad han confirmado a ABC que el delegado de Seguridad, Juan Carlos Cabrera, les comunicó que durante el traslado de la Virgen a la Catedral se llevarían a cabo distintas pruebas de seguridad, aunque no se las detalló para que no se filtraran y, por lo tanto, no sirvieran. Lo que sí confirman desde el Ayuntamiento es que la calle Arfe será a partir de la próxima Semana Santa el punto más crítico para la seguridad, razón por la que todas las pruebas se están realizando ahí.

En este lugar se produjo la pelea que, según la Policía, generó todas las carreras de la pasada Madrugada. La versión oficial de este suceso asegura que una reyerta entre dos grupos de jóvenes en un bar de esta calle originó todas las estampidas posteriores en un efecto dominó que se propagó en apenas unos segundos.

Alberto García Reyes

Alberto García Reyes

Alberto García Reyes

Últimas noticias deAlberto García Reyes (Ver todo)