La procesión en 10 detalles

Por  16:56 h.

Image

  • La sombra de Fray Carlos es alargada: La sombra es un espejo de la realidad y la de Fray Carlos es muy larga. La altura de nuestro Cardenal llama la atención. Ayer lo hizo vestido de celeste aunque su sobra, todavía, no deja ver el color.

Image

  • Conversación de canónigos: La Virgen está a punto de atravesar la Punta del Diamante. Uno de los más hermosos lugares en los que ver el discurrir de la procesión de no ser porque, poco a poco, va perdiendo aroma. Se perdió el establecimiento que daba nombre al lugar, sustituido por una multinacional extranjera. Los primeros rayos del sol, han quedado ensombrecidos por los barrotes de unas catenarias que nadie sabe qué se les ha perdido allí. Delante los canónigos conversan, la procesión va por dentro.

Image

  • Cantos: Antiguos alumnos de la escolanía siguen dando vida a sus juegos de niño. Toda la Avenida cantaba con ellos, hasta el Niño pareció que se sabía las letrillas.

Image

  • La Virgen y la catenaria: Dicen que será, sólo, por este año.

Image

  • La Rosa de Pasión: Aunque está concebida para que la Virgen la sostenga en sus manos, por motivos obvios, la rosa fue depositada sobre el cojín. Se trata del premio que concede la cadena Ser, con su programa “Cruz de Guía”, a través del concurso de cultura cofrade.

Image

  • Desde las 11 de la noche: Ella vino de Camas, como lo hace todos los años. A las 11 de la noche del día 14 aparcó su silla frente a la Puerta de Palos. Sería la primera en ver a la Virgen cuando se abrieran las puertas. “La portuguesa”, como le llaman, marchará esta tarde al país vecino para rezarle a Santa Rita en su procesión.

Image

  • Faldón de oro: No se trata de presumir de ostentación, pero el patrimonio que atesora la Virgen de los Reyes merece todos los elogios. Cualquier detalle está cargado de riqueza. Los faldones sólo son un ejemplo, de la armonía de un prodigioso conjunto hecho con un inteligente sentido de la medida.

Image

  • Más que nunca: Pocos recuerdan una procesión a la que asistieran mayor número de concejales que los que lo hicieran en esta edición. De los 33 concejales del Ayuntamiento asistieron 21. Todo un logro si recordamos que años anteriores apenas conseguían llegar a la decena. Será que con las elecciones, vienen con las pilas cargadas.

Image

Image

Image

  • Nardos: Sirven para enmarcar las grandezas pequeñas. Un azulejo que se intuye, atravesado por las verdes varas a punto de la flor, la imagen de la Virgen rompiendo el aire o el rostro de una monja tras la reja de una clausura.

Image

  • Hasta el año que viene: La Virgen entró hora y media después por la misma puerta por la que había salido. Se cumplía el rito. Las Vírgenes durmientes esperaban, desde ese momento, la visita de cientos de sevillanos. Juana seguía en el Postigo, envolviendo en lienzos de papel los calentitos que acababan de salir de su horno del cielo.