Cristo de la Fundación, procesión 1917, fundación Juan March, legado Turina.
Cristo de la Fundación, procesión 1917, fundación Juan March, legado Turina.

HISTORIA

1917: La Semana Santa de la Revolución Rusa

Sevilla seguía en su mundo hace 100 años cuando en Europa comenzaba a gestarse un cambio trascendental para la historia de la humanidad

Por  10:28 h.

Cien años se cumplen de la revolución que, desde la antigua Rusia zarista, cambió buena parte de la historia. En 1917 vivía Europa la Gran Guerra, lo de Primera Guerra Mundial llegaría cuando se conoció una segunda, la contienda que enfrentaba a las potencias centrales frente a las tropas de la Triple Entente. España, neutral, al margen de todo. Europa se desangraba, cundía el  desánimo con millones muertos en ambos bandos y se producían episodios de deserción. Y más. En Rusia, en un complejo proceso, se pasaría de la autocracia zarista a un control del estado por el partido bolchevique, en el que sería primer triunfo de una revolución marxista en una vieja Europa que temía la propagación de la mecha revolucionaria. Y España neutral. Y Sevilla al margen, aunque algunos ecos revolucionaros llegaron al Sur.

Altar de la novena de Pasión en 1917

Altar de la novena de Pasión en 1917

El año comenzó con triunfo del Sevilla en la final del Campeonato Regional Sur frente al Recreativo de Huelva. Fue el 14 de enero, con goles de Leconte, Ramírez, Spencer y Escobar. En febrero se aprobaba el proyecto del ayuntamiento de levantar en el paseo de Catalina de Ribera un monumento a Cristóbal Colón, siguiendo la iniciativa de José Laguillo. Y Europa en guerra. Las inundaciones de febrero conllevaron una subida de precios y una carestía que motivó asaltos a vendedores de pan de Alcalá. El día 20 de febrero, mujeres y parados pedían pan y anteción en una manifestación por la calle Sierpes, mientras que en el Casino y en el Círculo de Labradores se celebraban el Carnaval. Presagio de Rusia: tres días más tarde, una gran manifestación en Petrogrado contra el gobierno iniciaba la mecha de la Revolución Rusa. En pocos días, se extendería por un país cansado de la guerra, acabando con la figura del zar y con un gobierno provisional que mantendría a Rusia en guerra. No había llegado la hora de los bolcheviques. A España tampoco, ni siquiera la democracia: el 4 de marzo se proclamaban los diputados provinciales propuestos por los partidos liberal y conservador al no presentarse otras candidaturas. Algo olía mal en la política en un año que tendría Juntas de Defensa militar, Asamblea de Parlamentarios en Cataluña hablando ya de hechos diferenciales y hasta una huelga general que sería un fracaso. Todo tan antiguo y tan nuevo. Como las cofradías.

El Sevilla FC gana la Copa Andalucía

El Sevilla FC gana la Copa Andalucía

Aires neogóticos y una excepcional disposición en altura mostraba el altar de cultos de la hermandad de Pasión en el templo del Salvador, con el retablo mayor tapado para destacar las figuras de Nuestro Padre Jesús de la Pasión, la Virgen de la Merced y San Juan, con lámparas colgantes tan propias del gusto de la época. Todo tan antiguo y tan nuevo.

Cartel de las Fiestas de Primavera de 1917, original de Bacarisas

Cartel de las Fiestas de Primavera de 1917, original de Bacarisas

El 1 de Abril fue Domingo de Ramos. Ya no había zar en Rusia y Kerenski comandaba un gobierno provisional. Pocos ecos en Sevilla. Aquella tarde, la hermandad de la Estrella estrenaba uno respiraderos  para el paso de palio y por San Juan de la Palma, el Señor del Silencio en el Desprecio de Herodes se mostraba al pueblo tras la restauración de José Ordoñez, el escultor que también intervino en el antes y el después de otras imágenes como la Virgen del Valle o la Esperanza de Triana. Procesionó sobre el canasto plateado, al que quedaba corta vida, que acabó siendo conocido como el Acorazado Potemkim.  Eisenstein en Sevilla, una película y un hecho de la revolución de la Revolución de 1905 que sí había tenido eco…en el apelativo popular de un paso de misterio. Aquel Domingo de Ramos todavía no se habían separado mencheviques y bolcheviques, pero sí lo hizo el cortejo de la hermandad del Amor: el cortejo de la Borriquita salió por la tarde y el correspondiente al Cristo del Amor lo hizo el Jueves. Todavía no era monumento nacional ni había llegado la ruina a su sede, la iglesia de Santa Catalina.

Cartel de propaganda de la Revolución Rusa

Cartel de propaganda de la Revolución Rusa

El lunes Santo, 2 de Abril, Wilson, el presidente de los Estados Unidos, declaraba la Guerra a Alemania. Quizás el principio del fin de la guerra. Aquel día no salía la hermandad de las Penas de San Vicente, todavía en proceso de definitiva reorganización. Era un día sin cofradías.

El Martes 3 de Abril solo procesionó Santa Cruz, la única cofradía de la jornada en la que Lenin preparaba la definitiva resolución para dar todo el poder a los soviets. Y el Gran Poder preparado en su paso.

El 4 de Abril, Miércoles Santo, aparecería en todos los libros de historia desde aquel año.  Lenin exponía una serie de puntos en el palacio Tauride tras su regreso del exilio suizo. Una tesis que postulaba el paso a la segunda fase de la revolución, la conquista del poder por parte del proletariado y el campesinado de los soviets. Era la famosa Tesis de Abril, posiblemente la definitiva escisión del marxismo entre los partidarios del régimen parlamentario o el monopolio del poder en la llamada dictadura del proletariado.

La Virgen del Subeterráneo en 1917, foto hermandad de la Sagrada Cena.

La Virgen del Subterráneo en 1917, foto hermandad de la Sagrada Cena.

El futuro de la revolución era un misterio. Un misterio completo procesionaba aquella tarde desde la parroquia de San Pedro, con el Cristo de Burgos acompañado de una serie de figuras secundarias que acabarían siendo eliminadas con el paso del tiempo, pasando la Virgen al paso de palio. De la capilla de San Gregorio todavía procesionaba la hermandad de la Lanzada, con el Crucificado adquirido en 1850, tras haber abandonado forzosamente la iglesia del Santo Ángel y tras el paso por San Román.

A miles de kilómetros sonaba la Internacional, y en Sevilla, la tarde del Jueves, sonó la Banda Municipal tras el manto de la Virgen del Valle. Día de estrenos con la incorporación de una imagen de María Magdalena a los pies del Cristo de la Fundación. La Gran Guerra continuaba en Europa y en Sevilla se estrenaba nueva Madrugada. La prensa de la época parecía guardar silencio sobre los hechos que ocurrían en la lejana Rusia y describía los estrenos de la hermandad del Silencio, que aquel año estrenaba el portentoso palio y manto bordado por el taller de Hijo de Olmo. No sería el único estreno de una noche en la que el Calvario estrenó su nuevo estandarte bordado por Rodríguez Ojeda y la Esperanza de Triana una saya granate del mismo autor.

Paso de misterio de Jesús ante Herodes

Paso de misterio de Jesús ante Herodes

La Semana Santa terminaba el Viernes Santo. No habían llegado reformas litúrgicas y las revoluciones apenas habían comenzado. Aunque en la tarde de aquel viernes, alguien debió pensar en cambios drásticos en la hermandad del Cachorro, cuando la imagen del Crucificado regresó a su capilla prácticamente sin nazarenos…

Cartel de la película el acorazado Potenkim

Cartel de la película el acorazado Potenkim

La Semana Santa del año de la Revolución se había salvado. Un texto de la Unión recalcaba la presunta normalidad de la semana en un tiempo revuelto: “No han bastado los horrores de la guerra europea para restar animación en la hermosa capital andaluza. Algo ha disminuido el número de extranjeros que la han visitado, pero los españoles solos se bastaron para llenar los hoteles, pasando desapercibida la falta de otros elementos…”

Fue la Semana Santa del año de la Revolución. Días después, cuando se desmontaban pasos neobarrocos en aquella Sevilla provinciana, un provocador Marcel Duchamp presentaba en la primera exposición pública de la Sociedad de Artistas Independientes (Society of Independent Artists, un urinario de porcelana blanca colocado al revés con el título de Fuente. El Arte, definitivamente, era otra cosa. En octubre, con el triunfo de los bolcheviques, el mundo también sería otro. Sevilla seguía en su mundo.

Crucificado del Amor en Santa Catalina

Crucificado del Amor en Santa Catalina

Cortejo de los Negritos en 1917

Cortejo de los Negritos en 1917

Lenin defiende la Tesis de Abril

Lenin defiende la Tesis de Abril

Estrenos de la Semana Santa de 1917 en la Revista La Unión.

Estrenos de la Semana Santa de 1917 en la Revista La Unión.

La soledad de San Buenaventura en 1917.

La soledad de San Buenaventura en 1917.

La fuente. El urinario que Duchamp quiso convertir en arte.

La fuente. El urinario que Duchamp quiso convertir en arte.

Manuel Jesús Roldán

Manuel Jesús Roldán

Manuel Jesús Roldán

Últimas noticias deManuel Jesús Roldán (Ver todo)