El nuevo paso de La Trinidad a las puertas de la capilla de esta hermandad utrerana

UTRERA

La Trinidad recibe en Utrera el nuevo paso de la Borriquita

Estas nuevas andas procesionales han llegado a la localidad procedentes de la agrupación de la Sed de Sanlúcar de Barrameda

Por  0:01 h.

La Semana Santa de 2018 va a ser muy especial para la hermandad de La Trinidad de Utrera, que procesiona el Domingo de Ramos con el paso de La Borriquita y el Jueves Santo con el Cristo de los Afligidos y la Virgen de los Desamparados. Los cofrades utreranos van a poder contemplar el misterio de La Borriquita sobre un nuevo paso, que desde hace algunos días ya ha arribado la localidad. Unas andas procesionales que ya se encuentran en las instalaciones de la hermandad utrerana.

Recientemente la hermandad de La Trinidad de Utrera aprobaba la compra de un nuevo paso, con el que pretende ofrecerle mayor realce aún a una de las procesiones más populares en la localidad, como es La Borriquita, que cada Domingo de Ramos se encarga de abrir la Semana Santa por la puerta grande en la localidad.

Este paso ha sido adquirido por la hermandad utrerana a la agrupación parroquial de la Sed, de la localidad gaditana de Sanlúcar de Barrameda y anteriormente formó parte de la hermandad de La Cena de Huelva. El misterio de La Borriquita de Utrera va a dar un salto cualitativo en este nuevo paso, que es de mayores dimensiones que el paso tradicional, ya que mide 6 metros de largo y 2,77 metros de ancho, siendo un metro más largo que el actual, llevando cinco costaleros más. Cuenta con un total de nueve trabajaderas, donde caben 50 costaleros.

Al ser un paso de mayores dimensiones que el que tradicionalmente ha utilizado La Borriquita, la hermandad de La Trinidad ha explicado que va a llevar a cabo una distribución distinta de las imágenes que componen el misterio.

El nuevo paso que surcará las calles de Utrera a partir del próximo Domingo de Ramos es una obra del tallista onubense Miguel Hierro, entre los años 1949 y 1951, realizado siguiendo los gustos del barroco andaluz propio de los siglos XVII y XVIII, en madera de pino de Flandes.