La Virgen de Consolación representa una de las devociones más importantes de toda la comarca / A.F.

UTRERA

La Virgen de Consolación abrió el mes de mayo en Utrera

La procesión de la patrona de Utrera recorrió los aledaños del santuario de Consolación

Por  0:02 h.

La localidad de Utrera volvió a disfrutar de un primer día del mes de mayo con la patrona de la ciudad como protagonista, algo que lleva saboreando desde hace casi medio siglo, para recordar aquel histórico primero de mayo de 1964, cuando tuvo lugar la coronación canónica de la Virgen de Consolación. Utrera acompañó a su patrona en esta procesión que desafió a la lluvia y las malas predicciones, en una jornada en la que además se pudo disfrutar de un recorrido inédito.

Desde hace algunos meses el paseo de Consolación se encuentra inmerso en un profundo proceso de reurbanización, por lo que la Virgen no pudo circular por este clásico enclave, discurriendo por otras calles de la zona, pobladas de viviendas, donde sus vecinos pudieron disfrutar de la presencia de la comitiva.

La procesión contó con el acompañamiento brindado por la asociación musical «Álvarez Quintero», mientras que también acompañaron a la patrona de Utrera representantes de hermandades de la localidad, de la hermandad de la Sed de Sevilla, integrantes de la corporación municipal, autoridades civiles, militares y representantes del clero local.

Este año las miradas se concentraron en algunos de los estrenos, entre los que hay que destacar el medallón del pertiguero, donde se refleja una réplica del barquito de Consolación, diseñado por Telmo Sánchez y realizado por el orfebre José Luis Delgado y el joyero Murad Urganaev.

Tras el recorrido por los aledaños del santuario de Consolación, en una jornada que se ha convertido ya en un clásico para los utreranos, la Virgen volvía a su templo a última hora de la tarde, con los sones del himno de la coronación y el «Salve Madre».