La Virgen de los Dolores de San José Obrero visitó su feligresía en Rosario de la Aurora

Por  12:40 h.

Image La Virgen lucía el manto rojo bordado recientemente por Mariano Martín Santoja

A las ocho de la mañana de hoy domingo Nuestra Señora de los Dolores, titular de la Hermandad de San José Obrero presidió el tradicional Rosario de la Aurora por su feligresía, según el itinerario prefijado pasando por las calles:

Samaniego, Arroyo, Pinta, Jabugo, San Juan Bosco, Antonio Filpo Rojas, Samaniego, General Martínez Vara de Rey, Nicasio Gallego, Iriarte y Samaniego, entrando en su Parroquia sobre las nueve y media de la mañana.

En muchas casas por donde paso la comitiva existían colgaduras. En la calle Jabugo a la altura del número 3 le tiraron a la Virgen pétalos de flores.

Image Image

Image Image

El cortejo estuvo formado por Cruz parroquial, con casi un centenar de personas portando velas de color blanco formadas por parejas ante el paso de la Virgen y tras el, donde iba el párroco. No existía presiddencia y delante del paso sólo iba el cuerpo de acólitos.

El paso iba portado por hermanos, y posteriormente hermanas de la corporación. El capataz de dichas andas fue el prioste de la Cofradía.

La Virgen iba con el manto bordado en oro sobre teriopelo rojo recientemente estrenado en el Besamanos, realizado por Mariano Marín Santonja. De este mismo bordador llevaba Nuestra Señora de los Dolores la saya, realizada en oro y tísú.

Image Image

Image Image

El paso iba exornado con flores de color blanco con rosas, nardos, claveles y un tipo de margaritas denominadas spider. Dos faroles estaban situados en la parte delantera de las andas realizados por el taller de Hermanos Delgado, los mismos orfebres que realizaron la corona que llevaba en esta ocasión la Virgen de los Dolores.

Una vez entrado el cortejo se celebró en el templo Santa Misa.

Image Image

Fotografías: Esteban Romera